Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El vuelo de Shaqiri no clasifica a Suiza ante Polonia

SPORTYOU SPORTYOU 25/06/2016 Marc Fuster
El vuelo de Shaqiri no sirve a Suiza ante Polonia © Getty Images El vuelo de Shaqiri no sirve a Suiza ante Polonia

Un gran gol de Shaqiri en el minuto 82 sirvió a Suiza para forzar la tanda de penales ante Polonia, pero no para meterse en cuartos. El dominio helvético durante todo el encuentro no se tradujo en goles y Polonia lo aprovechó para llegar viva hasta el final de los 120 minutos. Los penaltis decidieron el ganador y ahí los polacos fueron infalibles.

Los octavos de final de esta Eurocopa daban inicio con la Polonia de Robert Lewandowski embotellando a Suiza durante los minutos iniciales. Rápidamente, los jugadores suizos de más talento cogieron las riendas del juego. Pese ello, Polonia era capaz de hacer mucho con muy poco y las primeras ocasiones de gol fueron suyas.

En el minuto 10, Dzemaili estuvo a punto de adelantar a los suyos tras una buena jugada de Xherdan Shaqiri. El jugador del Genoa envió el balón al lateral de la red y a partir de ese momento, el fútbol control de los de Petkovic empezó a dar sus frutos.

Tras unos minutos de idas y venidas, Polonia estuvo a punto de adelantarse en el marcador por medio de Milik, Krychowiak y Grosicky. Cuando a la primera parte le quedaban menos de 10 minutos, un contraataque polaco tras una ocasión doble de Suiza acabó con el primer gol del partido. Fabianski, uno de los mejores de su selección, envió un saque fuerte con la mano a Grosicky y este, no sin algo de fortuna tras rebotar el balón en Behrami, pudo conectar con Błaszczykowski tras un gran movimiento de Milik para que el extremo de la Fiorentina pusiera el 0-1. El gol llegó en el 38, cuando mejor estaba jugando Suiza, y la primera parte murió con el golpe sobre la mesa de los de Nawalka.

La tónica de la segunda parte fue muy similar a la de los primeros 45 minutos. El dominio suizo no se traducía en ocasiones claras de gol y Petkovic decidió sacar al enganche Dzemaili por otro delantero. Embolo tampoco estuvo acertado y los minutos pasaban sin que ninguno de los dos diera el golpe. No fue hasta el minuto 73 cuando Ricardo Rodríguez hizo lucir a Fabiasnki. Un disparo de falta medido a la escuadra izquierda lo sacó el meta del Swansea con una excelente estirada. El gol se mascaba y Seferovic, que no hizo su mejor encuentro, envió el balón al larguero. Suiza desaprovechaba de nuevo una ocasión de gol y el partido se consumía.

El vuelo de Shaqiri despertó a Suiza

Shaqiri se sacó una tijera de videojuego para empatar el partido, que dio alas a los suyos. El partido moría sin que ninguno de las dos selecciones fueran capaces de dar el estoque final.

Con el tiempo consumido, se abrían 30 minutos de nuevo fútbol y una vez más, Suiza desaprovechó las oportunidades. Derdiyok pudo adelantar a los de Petkovic en dos ocasiones pero el delantero suizo no acertó al acabar la jugada. Los 30 minutos solo servían para confirmar lo que con el gol de Shaqiri parecía evidente: el encuentro se decidiría en los penaltis.

Polonia no falló desde los once metros

Los diez jugadores elegidos, muy mermados de fuerzas tras 120 minutos de gran exigencia, se disponían a dar el gol que pusiera a su selección en los cuartos de final. Mientras Polonia se mostró infalible desde los once metros, el dos veces MVP Granit Xhaka erró un penalti que dejó a Suiza con la miel en los labios.

De esta manera, Polonia se clasifica para los cuartos de final y su rival se decidirá entre el Croacia-Portugal. Sin duda alguna, el encuentro deja el mejor gol del torneo hasta el momento que no sirvió para que Suiza se clasificara para la siguiente ronda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon