Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El yugo de la BBC

SPORTYOU SPORTYOU 20/11/2016 Julián Ávila
El yugo de la BBC © Getty Images El yugo de la BBC

'La BBC es innegociable', comentó Zinedine Zidane en su presentación como entrenador del Real Madrid en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. Una combinación diabólica que genera muchos problemas al entrenador francés. Un mal que han sufrido sus antecesores en el banquillo.

No lo pueden decir en público, pero lo comentan en privado. La BBC, en los partidos grandes, supone un lastre táctico. Es una obviedad reseñar que el espíritu de trabajo defensivo de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema brilla por su ausencia en los partidos denominados de perfil bajo y que resulta complejo articularlo cuando llegan las grandes citas. El equipo, con ellos en el campo, sufre un mal endémico: el equipo se parte porque se hace largo. Los tres de arriba no acostumbran a bajar y los de atrás se aculan para protegerse.

Otra de las sentencias comentadas en 'petit comité' con entrenadores como Rafa Benítez, Carlo Ancelotti o el mismísimo José Mourinho es que cuando uno de los de arriba estaba de baja (lesión o sanción), siempre cargando las tintas sobre Benzema, era más sencillo montar el equipo. O lo que es lo mismo, reforzar el medio del campo.

Se vio en el Vicente Calderón ante el Atlético. El Madrid atacó el partido con el dibujo del 4-2-3-1 y la fórmula dio un resultado sobresaliente: control del balón, líneas más juntas, ayudas a los laterales, más apoyos con y sin balón, solidaridad defensiva... Y la misma pegada de siempre. Una ecuación que convierte al Madrid en temible para cualquier rival. No es nada fácil anular a un equipo como el Atlético de Madrid. La batalla en el medio del campo la ganó Zidane porque contaba con los mismo efectivos, o con alguno más, donde se juega el partido.

El Madrid fue una máquina compacta, algo que se ha demostrado en otros partidos con la misma disposición táctica. Zidane sabe que la BBC es una bendición. Y un yugo. La crítica coincide en señalar a Cristiano Ronaldo, pese a sus horas bajas en el arranque de la temporada, y a Gareth Bale, como dos jugadores insustituibles en ataque mientras que Karim es el elemento discordante. Al presidente del Real Madrid le gusta que jueguen en el mismo once todos los buenos, liderados por la BBC, algo que no le hace mucha gracia al actual inquilino del banquillo blanco. La muestra del Calderón debería servir para algo, pero la hemeroteca dice que no será así.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon