Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Emoción en Inglaterra, título para un buen Ajax

AS AS 28/04/2014 Julio Maldonado

Mourinho. Su Chelsea ganó en Anfield, se replegó en muchas fases del partido, presionó en otras y no fue el planteamiento ultradefensivo del Calderón en Champions. Atrás lo hizo todo bien el Chelsea. Y ganó con justicia.

Giggs. Había anunciado un regreso al estilo tradicional del United, y se notó en la verticalidad del equipo. Más rápido, Valencia desde el inicio, renuncia a la mediapunta y Rooney en un primer tiempo más nueve puro. Luego hizo cambios tácticos e incluso Rooney bajó unos metros.

Mata. Entró en el segundo tiempo, marcó dos goles y jugó muy cerca primero de Rooney y después de Chicharito. Lo hizo todo bien, soltó rápido el balón y contribuyó a la velocidad de balón que le pidió al equipo Giggs. Con Mata en el campo el Manchester United jugó mucho mejor.

Pjanic. Brillante ante el Milán, y más aún su golazo que abrió un partido lento y que se le atascaba al Roma. Recibió bien lejos del área, conducción, caño en el borde del área y definición ante Abbiati. Uno de los mejores futbolistas de la Serie A, mejoró más cuando se le retrasó su posición.

Touré. Se le recuperó para el partido ante el Palace y lo celebró el City, que ahora depende de sí mismo para ganar la Premier. Dio el pase del primer gol a Dzeko y marcó el segundo en una arrancada muy suya.

Ajax. Un golazo de Schöne le dio al Ajax el punto que necesitaba para conquistar la liga. Esta vez sin necesidad de remontada como en las últimas, y sí con mucha más autoridad. Un equipo que manejó más el 4-3-3 y en el que no tuvo demasiado peso Bojan.

Everton. Se cayó en el momento decisivo. Excelentes partidos ante el Arsenal y el United en Goodison que le dejaban con la cuarta plaza muy cerca, pero también derrotas contra Palace y Southampton. Esta noche puede aprovecharlo el Arsenal si vence al Newcastle.

Balotelli. Lamentable una vez más. Su partido con toda la apatía posible, su falta de intensidad en el juego en una noche clave para el Milán en Roma. Fue sustituido, puso mala cara y luego completó la noche con una exhibición de malos modos ante los periodistas de Sky Italia.

Villas-Boas. Seis partidos, seis triunfos desde que el técnico portugués llegase al Zenit tras la marcha de Spalletti. El sábado, muy cómodo el equipo ante el Volga, sin Hulk por sanción y con una posesión de balón que por momentos superó el noventa por ciento.

Berisha. Ya ha firmado por el Melbourne Victory para la próxima temporada y justo un gol suyo dejó fuera a su próximo equipo de la final del campeonato australiano. Ganó Brisbane Roar, el mejor del torneo regular y favorito para la final ante el Western Sydney Wanderers. Crece el fútbol australiano poco a poco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon