Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En Crandon Park comenzó la leyenda hace ya diez años

Logotipo de AS AS 30/03/2014 Jesús Mínguez

La leyenda de Rafa Nadal nació en la misma pista en la que hoy se medirá a Novak Djokovic en el capítulo cuarenta del duelo más repetido de la Era Open. Fue un 28 de marzo de 2004. Entonces, un chaval de 17 años con camiseta sin mangas derrotaba por un doble 6-4 en tercera ronda al número uno... un tal Roger Federer.

LA MIRADA. El gesto y la mirada de Nadal, hace diez años. LA MIRADA. El gesto y la mirada de Nadal, hace diez años.

Fue el primer enfrentamiento de una rivalidad que desde entonces ha marcado época en el tenis y en el deporte, con 33 duelos, enfrentamientos en 20 finales y un balance de 23-10 para el español. Delicia para la vista. Tortura para el más grande con permiso de Rod Laver. “Federer puede ser el mejor de todos los tiempos... Pero Nadal puede ser el mejor de los dos”, dijo después Martina Navratilova de ellos. Al suizo le contemplan 17 grandes y al español, con 27 años, trece.

Ambición. En ese 2004, Nadal venía de firmar su primera final ATP, en enero en un Auckland, y había debutado en la Copa Davis en Brno. En los corrillos se hablaba de un diablo sobre la tierra. Pero en Miami, desde el puesto 34º del ránking, con un gran saque, carreras imposibles y martilleo sobre el revés tumbaba al número uno. Apuntó y luego confirmó. Vaya si lo hizo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de As.com

image beaconimage beaconimage beacon