Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Entre la protesta bética y el pase europeo de la Real Sociedad

AS AS 26/04/2014 José A. Espina

Las matemáticas condicionan un partido que se juega también en Getafe cuatro horas antes. Si los azulones ganan a un Málaga ya casi salvado el Betis habrá descendido sin necesidad de perder o empatar contra la Real Sociedad. Los realistas dependen de sí mismos y con la victoria certificarían la clasificación para Europa League, con ojo, lejano, puesto en la Champions y en el partido que mañana disputarán en San Mamés Athletic y Sevilla. Otro año de éxitos, el mejor espaldarazo a la renovación de Jagoba Arrasate, que conseguirá 30 años después que la Real participe dos años consecutivos en competición europea.

Tener o no la defunción en la mano le dará mayor o menor medida al movimiento gestado durante toda la semana en los foros y las redes sociales béticas: pitos, pañuelos, una protesta generalizada contra los que mandan, grandes promotores del desastre verdiblanco que además parecen empeñados, por lo que hacen últimamente, en seguir al frente de un club al que han descendido a Segunda División. Sólo así se entiende que el actual presidente, Domínguez Platas, haya accedido a ser vocal de la Federación Española de Ángel Villar, a sabiendas de que la situación en el Betis puede cambiar de la noche a la mañana dependiendo de lo que ocurra en el juzgado.

Condicionantes. Si el Betis está ya descendido a la hora de inicio del partido, todo irá más rodado para la Real Sociedad, que sí se juega cosas en el envite y lo hace además con un once reforzado por Íñigo Martínez atrás y Griezmann delante. Se cae Rubén Pardo pero están, quizá alguno de inicio, el capitán Xabi Prieto y el exmadridista Granero, recuperado de una grave lesión. El madrileño fue fichado para hacer menos dolorosa la venta de Illarramendi al Real Madrid pero su ausencia durante la primera mitad de la temporada condenó a la Real en la Liga de Campeones.

Calderón, por su parte, tendrá a Lolo Reyes, que ayer se ejercitó con sus compañeros por primera vez en lo que va de semana y apretará para llegar al partido, y se quedará sin Amaya. A estas alturas, al beticismo le da casi igual quien esté en el césped con tal de que deje bien sudada la camiseta y con dignidad.

Plebiscito en el Villamarín para pedir cuentas a los responsables

Además de en el césped, esta noche se juega otro partido en las gradas del Villamarín. Es el choque del ajuste de cuentas, en el que la afición verdiblanca se pronunciará definitivamente sobre la nefasta temporada que su club le ha brindado. Aún no se sabe como será la reacción. Propuestas de protestas ha habido muchas, desde no acudir al estadio a hacerlo y mantenerse en silencio durante todo el partido. A partir de las 10 se sabrá, al igual que se sabrá la postura de los Supporters tras su reunión con Lopera esta semana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon