Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ernesto Valverde: "Es una suerte que el rival sea la Real"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/05/2014 Jon Zubieta

De cara al derbi de mañana, la incógnita es saber cómo se presentarán los bilbaínos. ¿Habrá suficiente nivel de intensidad como para imponerse a una Real obligada a la victoria? No da la sensación de que la tensión sea máxima para afrontar la cita, pero la valía del oponente sirve, a juicio de Ernesto Valverde, para que el encuentro encierre alicientes de peso. "Nos viene bien el partido. Cuando uno consigue sus objetivos siempre quieres que los últimos partidos tengan cierta intensidad. No hay nada más motivador para nosotros que jugar un derbi. Pensábamos que podíamos llegar a este partido jugándonos más. Es una oportunidad para poder hacer más cosas en esta liga y lo vamos a intentar", empezó diciendo el míster rojiblanco.

Luego aportó estadística, la grandiosidad de unos números que pueden dibujar un escenario aún más histórica la campaña después de haber hollado la cima de los 68 puntos. "Nuestro objetivo ahora mismo es superar esa barrera de los 70 puntos, hacer una marca que permita a la gente mantener a nuestro equipo en la memoria. Todavía podemos conseguir seis puntos más, hacer 74, lo cual sería hacer un número de puntos increíble. En otros años se han ganado ligas con esa puntuación y vamos a intentarlo", agregó.

Quizá, tal vez en menor medida y según que jugador, el hecho de que en Anoeta los rojiblancos jugaran un buen partido al que le faltó el abrigo del resultado, pueda servir como motivo para la revancha, aunque en menor medida dada la felicidad del momento existente. "Sí un poco por el resultado de la ida. Buscas una motivación. Nosotros tuvimos más juego, ellos más pegada. Ellos necesitan más los puntos que nosotros. Es un derbi, no hay favoritos, es igual quién vaya por delante, quién vaya por detrás. Va a haber tensión en el campo. Tenemos ganas de ganar, de terminar la temporada con otra victoria en San Mamés. Serían 14 victorias en nuestro campo y queremos conseguirlo. ¿Ánimo de revanchao no? Cada uno lo tendrá más desarrollado o no. El aliciente de ganar en San Mamés y ganar a la Real creo que es suficiente motivación", argumentó.

Encima, con el ambiente que se adivina, con la satisfacción de poder hacerle un homenaje a la afición, todo parece que será miel sobre hojuelas, pero Valverde recela de escenarios presuntamente idílicos. "Esas cosas son peligrosas, es todo como demasiado redondo y lo redondo de todo es ganar", dijo con una sonrisa. "Es una suerte que el rival sea la Real, el derbi te supone una motivación mayor que quizá otro partido. Aspiramos a que la gente recuerde nuestro equipo y que recuerde esta temporada. Queremos permanecer en la memoria de la gente", se reafirmó

Además de recordar que "sólo nos relajamos cuando llegue el 18 de mayo" y significar que el cuarto puesto es "llegar a lo máximo que se podía llegar este año", Valverde tuvo palabras elogiosas para la Real. "Ha hecho una gran temporada", dijo antes de recordar sus armas. "Tienen un juego a la contra muy poderoso, los jugadores que tienen arriba se desenvuelven muy bien con espacios y espero que pueda ser así. Están más obligados a ganar, más que en la primera vuelta", abundó.

Lo que le ha sucedido a los guipuzcoanos puede ocurrirle al Athletic en la siguiente campaña. Por lo menos es el deseo. "No sabemos cómo vamos a asimilar el hecho de que el año que viene tengamos una competición como la Champions. Me gustaría que fuéramos mantener una línea regular. De la misma manera que este año hemos conseguido una línea regular desde el primer día, me gustaría que el año que viene mantuviéramos esa dinámica y siguiéramos estando en esos puestos de arriba. La Real lo ha conseguido", destacó.

Competitivos en la Champions

Esa cuestión le abrió paso para hablar del siguiente ejercicio. ¿Será el Athletic lo suficientemente competitivo? "Yo también me hago esa pregunta. La Champions es una competición en la que todo el mundo juega al límite. Hay que estar más que al cien por cien si cabe. Se juega a otra velocidad. Es una buena prueba para nosotros. La exigencia en la previa va a ser máxima porque el rival será de entidad", avisó. Eso sí, San Mamés será vital. "Es algo importante, con el campo terminado esperamos que todavía el ambiente sea más cerrado, más fuerte y eso nos pueda impulsar más"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon