Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Es posible, a pesar de todo

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 06/05/2014 null

El Barça pensaba en una gran renovación para la próxima temporada y de repente advierte que no se han perdido todas las posibilidades de ganar la Liga. Zubizarreta está hablando con Luis Enrique y Martino tiene que jugar y ganar dos partidos que le podrían entregar inesperadamente el título de Liga. Paradojas de un final de temporada en la que los tres equipos que han ocupado el liderato en distintas ocasiones podrían ser los campeones. El Atlético de Madrid sólo tiene que ganar los dos partidos para llevarse el título. Visto lo visto, Simeone es el que más méritos y más entusiasmo ha desplegado en todo el torneo. Si el Atlético pincha y el Madrid lo gana todo, la Liga se la llevaría Ancelotti. Pero queda la posibilidad de que el Barça se encuentre ante la responsabilidad del último día ante un Atlético que vendrá al Camp Nou a reivindicar su primacía. No temo a un Barça soltando algún punto para que el Madrid no se haga con el trofeo. De la misma manera que no puedo creer que el Espanyol salte al Bernabeu con otro objetivo que no sea ganar al Madrid. No dudo de la profesionalidad de nadie y me parecen innecesarias todas las especulaciones que puedan nacer en las aficiones de los tres clubs. Les diré cuál sería mi apuesta, por quimérica que pueda parecer. Que el Madrid se quede con la Copa, que el Barça gane la Liga y que el Atlético triunfe en Lisboa. Demasiado bonito para ser cierto. Pero puede ocurrir. También que el Madrid se haga con el triplete y que el Atlético acabe su gran temporada sin alcanzar ninguna gloria. Martino se merecería algo más que un final marcado por las incomprensiones, las lesiones, la mala fortuna y la respuesta insuficiente y desganada de varios de sus jugadores clave en los últimos dos meses. El futuro no está escrito en ninguna parte y no hay que descartar nada

Lluís

FOIX

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon