Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España se estrella ante Georgia (0-1)

SPORTYOU SPORTYOU 07/06/2016 Julián Ávila
© AP Photo/Francisco Seco

España se estrelló en el último ensayo ante Georgia previo a su estreno en la Eurocopa. Pagó muy caro un error en defensa en la primera parte, que luego fue incapaz de subsanar con un juego embarullado. El equipo mostró su versión más frágil en la faceta ofensiva. No mereció caer derrotada pero los errores se pagan caro, un buen aviso para lo que se avecina en el primer partido oficial ante la República Checa.

Dominó España ante un rival que tejió una tupida tela de araña en su propio campo, pero a ese control del balón le faltó velocidad y profundidad en las acciones. Tanto ir por fuera que Cesc y Thiago perdieron algo de protagonismo sin encontrar espacios a la espalda de los medios centro, lo que dificultó el último pase.

Pese a la dificultad, Aduriz pudo hacer el primero en una buena internada por el carril derecho pero su remate se marchó rozando el palo. La más clara llegó cuatro minutos más tarde cuando Thiago, después de una buena presión, estrelló el balón contra el palo.

Jarro de agua fría

El partido era totalmente de España. Hasta que llegó una mala entrega de Alba sobre Ramos, lo que provocó una contra de Georgia con los correspondientes rebotes a favor de los visitantes. Okriashvili marcó ante la incredulidad de todo el equipo. Pese a tratarse de un amistoso, España sintió el golpe y en los últimos minutos previos al descanso perdió la concentración y el sitio.

Tras el receso, Del Bosque cambió a los organizadores y metió a Iniesta y Koke por un gris Thiago y Cesc. Del Bosque regresó al plan clásico y el juego pasó a circular por el centro liderado por Iniesta. Un guión más descarado cuando quitó a Lucas y metió a Silva.

Se acentuó el dominio pero no se transformó en ocasiones. Georgia se sintió cómoda en el embotellamiento y destruyó con relativa facilidad todo lo que proponía España, que terminó el partido sin ideas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon