Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Examen a Marc Márquez en Barcelona

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 11/06/2014 Raymond Blancafort

El Gran Premio de Catalunya llega con todos los ingredientes precisos para cautivar a la afición y justificar el desplazamiento al Circuit Barcelona-Catalunya. La batalla entre tres pilotos de casa promete ser feroz.

Marc Márquez llegará eufórico tras sus siete victorias consecutivas. Quiere seguir en racha y en Mugello, una pista que a priori no le era muy favorable, supo reaccionar cara a la carrera, tomar el riesgo de hacer cambios entre 'warm up' y carrera (alargó la 6ª marcha) y ganar tras una espléndida remontada.

Ante Marc, Jorge Lorenzo, que ha vuelto a recuperar la forma y la garra que en las primeras carreras de este año tenía un tanto perdida, sin feeling con la moto y sin la confianza necesaria. Y también Dani Pedrosa, que quiere volver a brillar y debería llegar a Montmeló con su brazo ya muy mejorado de la operación sufrida antes de Mugello.

Lorenzo, con la moral alta tras el carrerón de Mugello, tiene tras de sí el bagaje de haber ganado aquí los dos últimos años. Pedrosa se marcó en 2013 una pole estratosférica en el Circuit. Y para Márquez, la victoria es una asignatura pediente, ya que sólo en 2010, cuando militaba en 125, ha subido a lo más alto del cajón en Montmeló.

La batalla de los jefes –con permiso de Valentino, que seguro que intentará jugar sus cartas– puede ser tan espectacular como la que en 1992 –con ocasión del primer GP de Catalunya– libraron Wayne Rainey y Mike Doohan, en la que el de Yamaha se hizo con la victoria por sólo 57 centésimas, la más apretada de todas las ediciones del GP, al menos en categoría reina.

Marc y el 7 de 7

Márquez ya ha avisado. Quiere ganar. "Me encantó la lucha con Jorge en Mugello, fue divertida. Ahora toca ir a casa, a Montmeló, que es un circuito en el que no he disfrutado mucho en el pasado, Aunque el trazado es bueno. Con un año de experiencia espero que la situación sea distinta este año. Los aficionados y por supuesto mi club de fans vendrán a apoyarnos y eso me da un extra de motivación, así que espero que podamos ofrecer un buen espectáculo a todos ellos", decía el de Cervera

Su compañero en Repsol Honda, Marc Márquez, también está decidido a brillar tras algunos GP difíciles por el brazo. "Como siempre, tengo ganas de ir a Montmeló, el circuito es bonito y el ambiente es increíble. Tendremos que trabajar duro pero espero que la moto se adapte bien, ya que pasamos mucho tiempo sobre el borde del neumático así que una buena configuración es una gran ventaja. En Mugello tuvo más dificultades de las esperadas con el brazo, pero tras pasar revisión, el Doctor Mir me ha confirmado que se cura correctamente y espero que me permita estar con los de delante".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon