Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Examen al tiki-taka

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 12/06/2014 Enric Bañeres

El juego de la selección española en el Mundial puede ser un banco de pruebas para poner al día ese estilo que la Roja copió del Barça y que ahora se ve cuestionado por la caída de éxitos en el equipo azulgrana. Que el Barça, que tiene la marca registrada del invento, lleve cuatro años sin jugar la final de la Champions, es motivo más que suficiente para analizar qué ha cambiado desde que el equipo fue la base y el concepto que permitió a España ganar la Copa del Mundo en Sudáfrica, hasta hoy. En estos cuatro años, ha habido trasiego en el banquillo azulgrana, con Guardiola, Tito Vilanova, Jordi Roura y Tata Martino pero los jugadores han seguido siendo los mismos, con poquísimos retoques. Ha llegado el momento de la restauración a base de refuerzos, de nuevas incorporaciones que aporten vigor y energía, tanto al Barça como a la selección. Personalmente me encanta el fichaje de Ivan Rakitic, la vuelta de Rafinha y la esperanza de que Sergi Roberto no será sólo carne de banquillo. No se trata de jubilar anticipadamente a nadie pero tampoco me parece acertado el mantener a pensionistas en la plantilla. ¿Se ha parado alguien a pensar qué equipo tendremos la temporada 2017-18, con los contratos que se están haciendo a jugadores que ya pasan de los 30 años? Pues eso: si se quiere mantener el estilo hay que ir cambiando de jugadores. Vicente del Bosque, un hombre agradecido a los futbolistas que le han dado tanta gloria, está haciendo una renovación conservadora, con pocas novedades sobre sus listas habituales -Azpilicueta, Koke y el renqueante Diego Costa-, porque es incapaz de admitir que Xavi, Iniesta o Xabi Alonso, no están ya para aplicar al famoso tiki-taka la intensidad en la presión que le convirtió en un estilo demoledor, tanto en el Barça como en la selección. El carácter conservador del seleccionador tiene su figura más representativa en Iker Casillas: en Sudáfrica, el portero suplente del Madrid era un punto fuerte del equipo español, un talismán, y volvió a serlo en la Eurocopa de 2012. Pero desde entonces lleva dos temporadas casi en blanco y su acción reciente más destacada es que estuvo a punto de regalar la final de la Copa de Europa. Casillas era un punto fuerte hace dos años y hoy es un riesgo asumido por el seleccionador y por la ausencia de Valdés. Es posible que Del Bosque tenga por lema que 'lo que funciona no se toca', pero yo creo que esto ya no funciona como hace cuatro ni dos años. El tiki-taka ya no es lo que era, y quien no quiera darse cuenta es que no vio como el Barça ha doblado la rodilla en estas últimas cuatro temporadas ante el Inter de Mourinho, el Chelsea de Di Matteo, el Bayern de Heynckes y el Atlético de Simeone.

Avisos y lecciones

También la selección recibió un primer aviso serio el año pasado en la Copa Confederaciones, goleada por Brasil (3-0) y no se debe descartar que ahora sufra otra severa lección en el Mundial. Una lección de la que el Barça de Luis Enrique podrá extraer provechosas enseñanzas.

La Holanda de Van Gaal debe ir con cuidado

Holanda se las verá con España y Chile (Australia cuenta menos) si quiere superar la primera fase pero deberá vigilar también el trato que recibe de los poderes de la FIFA. Tengo la sospecha de que Joseph Blatter vería con buenos ojos que a la selección 'oranje' que dirige Louis van Gaal, no le dieran ni agua. La razón es que el presidente del fútbol holandés, Michael van Praag, lidera las críticas por la mala imagen de la FIFA por el 'Qatargate' y se opone a que Blatter se presente a una nueva reelección.

La Bundesliga, competición de alto riesgo

Frank Ribéry (Francia), Thiago Alcántara (España), Marco Reus (Alemania) y Van der Vaart (Holanda) coinciden en que los cuatro juegan en la Bundesliga. Y otra semejanza: los cuatro se pierden el Mundial por lesión. Algo que deberá ser motivo de reflexión por parte de los técnicos y preparadores de los equipos alemanes, sometidos siempre a una preparación física muy exigente que quizá está llegando al límite. Hace un año llegaron dos equipos alemanes, Bayern y Borussia Dortmund, a la final de la Champions y este año se han quedado en el camino, aquejados de lesiones en hombres clave. Veremos cómo llegan físicamente los alemanes a Brasil.

El Mónaco ha olvidado el señorío

Parece como si los precontratos con el Mónaco se firmaran sobre una mesa de ruleta en el casino de Montecarlo. Se conoce que alguien ha echado mal de ojo a Víctor Valdés, el portero de los mayores éxitos del Barça. Se pierde el Mundial en el que estaba llamado a ser titular por delante del sobrevalorado Casillas, y ahora se queda sin equipo, según 'L'Équipe'. Lo siento por él pero es inaceptable el comportamiento del Mónaco, que todo lo bien que se portó con Abidal lo ha echado a perder con Víctor Valdés

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon