Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fórmula 1: Mercedes probará un escape más ruidoso

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 13/05/2014 Raymond Blancafort

Daniel Juncadella y Susie Wolff acapararán la atención mañana miércoles en la segunda y última de las jornadas de ensayos que los F1 realizan a partir de hoy en el Ciruit de Barcelona. Daniel, que estará con Force India, porque es un piloto de la casa, y Susie porque por vez primera una chica estará rodando en F1 al lado de los campeones, no en un test privado o reservado a los pilotos jóvenes. Ambos se preparan para hacer su aparición en un par de ensayos matinales del viernes en un Gran Premio. Suzie lo hará en Silverstone.

Los equipos acordaron relajar este año la prohibición de test durante la temporada. Una decisión que en su día se tomó para contener los costos. La razón es que el cambio profundo de reglas de este año aconsejaba la medida para corregir los errores detectados en estas primeras carreras.

Más ruido, por favor

Pero el test de Barcelona tiene otro protagonista: el ruido. Mercedes probará entre hoy y mañana –pero sólo durante una jornada– un nuevo escape para conseguir que los F1 hagan más ruido.

Esta es una exigencia de los aficionados que los promotores de ls circuitos han hecho suya. El ruido atronador forma parte del culto a la adrenalina que debe ser un Gran Premio. Y aunque algunos sostenían que el problema no es real sino una cuestión de hábito, está claro que no pueden ovidarse las reivindicaciones del público.

Los equipos se reunieron justo antes del GP de Bahrein y hablaron sobre el particular. Sobre el tapete se pusieron algunas soluciones de emergencia, aunque no todas son sencillas y mucho menos fáciles de introducir.

Mercedes probará un escape 'megáfonono o trompeta'. La terminal del mismo en lugar de ser cilíndrica tiene forma de cono truncado, como si de un megáfono se tratara, lo que permite alcanzar algunos decibelios más.

"Hay dos problemas distintos, la intesidad del sonido y la calidad del sonido. Con este tipo de escape se aumentará la intensidad, pero no la calidad. La calidad es cuestión de frecuencias, es decir del número de explosiones que da el motor. Un V6 a 15.000 rpm son 45.000 explosiones por minuto y además el turbo actúa como silenciador. Uno de los viejos V8 que giraban a 18.000 ofrecía 72.000 explosiones por minuto", señalana Vicenç Aguilera, presidente del Circuit y que fue director técnico de Seat y responsable de Seat Sport.

Recordemos que estos test están abiertos a los aficionados que estén en posesión de una entrada del Gran Premio

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon