Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fútbol y baloncesto coinciden 50 años después en la final

AS AS 17/05/2014 Ricardo González

El Madrid jugará mañana la final de la Euroliga y el próximo sábado la de la Liga de Campeones. Un hecho sin precedentes en tiempos modernos. Cualquier aficionado madridista menor de 60 años difícilmente recordará algo igual. La última vez que el fútbol y el baloncesto se metieron en la final a la vez fue en 1964, hace exactamente medio siglo. Y sólo había ocurrido dos veces hasta ahora.

La primera fue en 1962. Entonces, el fútbol acababa de vivir la mejor etapa de su historia, cuando ganó de manera consecutiva las cinco primeras Copas de Europa (1956-1960), y la inercia aún le dio para disputar otras dos finales (1962 y 64) y alzar la Sexta con el Madrid ye-yé (1966). Luego, la locomotora se paró y vendrían quince años de sequía, tres lustros sin finales.

Esa inercia de los sesenta en el fútbol coincidió con el despegar del deporte de la canasta, impulsado por Raimundo Saporta y por Pedro Ferrándiz. En 1962, los chicos del baloncesto se plantaban ante el ogro soviético en el último escalón previo al título. Derrota a partido único frente al Dinamo Tbilisi (90-83),con 30 puntos de Wayne Hightower, y sobre el césped: 5-3 ante el Benfica. Tras disputar también la de 1963, esta vez ante el CSKA, los dos equipos del club volvían a coincidir en la final en 1964. El baloncesto celebraba su primer trofeo continental tras derrotar a doble partido al Spartak de Brno. Emiliano terminó con 29,5 tantos de promedio. En el Prater de Viena, el Inter se imponía 3-1. Ya lo ven, nunca el Madrid reinó al mismo tiempo en los dos deportes. Medio siglo después la historia le brinda otra oportunidad.­

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon