Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Falla el Atlético y se aviva la Liga

Logotipo de Marca Marca 04/05/2014 Ramiro Aldunate
Photo © Proporcionado por marca.com Photo

El Atlético de Madrid cayó en el Ciutat de València y volvió a darle emoción a la Liga. Los rojiblancos gastaron el comodín que les quedaba y, aunque siguen dependiendo de sí mismos, ya no pueden permitirse el lujo de fallar hasta final de temporada. El equipo de Simeone se estrelló ante un Levante muy bien plantado en el campo. Filipe Luis, en propia puerta, y Barral pusieron los goles.

La salida a Valencia tenía trampa. El equipo de Caparrós se crece ante los grandes y ya le ha dado algún disgusto al Barcelona y el Real Madrid en otras ocasiones. Aunque los colchoneros lo sabían, no pudieron evitar el batacazo.

El plan de Simeone se fue al garete pronto. El Levante se encontró con ventaja en el marcador a los siete minutos de partido por un gol en propia puerta de Filipe tras un córner. El gol sirvió para reafirmar a los granotas. Si ya eran rocosos con el 0-0, el tanto les reforzó en su idea de que para sacar adelante el partido, tenían que estar bien atrás.

El Atlético, aunque no se vino abajo, se encontró muy pronto con el hándicap de ir en desventaja. Eso le pesó a los rojiblancos, que jugaron todo el partido como si de una final se tratara. Con prisas y tomando más de una decisión precipitada con el balón.

No obstante, eso no les impidió crear ocasiones de gol. Los madrileños lo rondaron en varias ocasiones, pero entre el palo y Keylor Navas hicieron que el líder hincase la rodilla en Valencia.

Con el Atlético volcado en busca del empate, el Levante mató el partido. Los de Caparrós encontraron espacios y en una contra, Casadesús asistió a Barral para hacer el segundo.

No le queda otra a los colchoneros más que levantarse tras este tropiezo. Con todo lo que llevan remado, sería muy duro morir en la orilla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon