Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fanáticos de la F1 se reúnen en tumba de Senna 20 años después de su muerte

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 01/05/2014 EFE

Fanáticos del automovilismo se reunieron hoy en un cementerio de Sao Paulo para rendir homenaje póstumo al piloto brasileño Ayrton Senna, quien murió hace veinte años cuando disputaba en el Circuito de Ímola el Gran Premio de San Marino, del Mundial de Fórmula Uno de 1994.

La tumba, sencilla pero siempre decorada con flores y artículos alusivos al automovilismo, dentro del lujoso cementerio paulista de Morumbí, recibió hoy la visita de decenas de aficionados que se congregaron para recordar las proezas del brasileño en los circuitos de la Fórmula Uno.

Un doble del piloto, con una réplica del casco usado en la última carrera disputada por Senna, posó para que varios aficionados se tomasen junto a él fotografías.

Una bandera brasileña, con la réplica del casco encima, cubrió la tumba de Senna, que según el Instituto Datafolha es el principal ídolo del deporte en Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, con el 47 por ciento del respaldo de los entrevistados y superando incluso al exfutbolista Pelé (23 por ciento).

Las discusiones sobre el automovilismo, habituales en los bares de la capital paulista, esta vez se trasladaron al cementerio de Morumbí, pero entre quienes debatían hubo un consenso: "Ayrton fue el mejor".

El 1 de mayo de 1994, cuando transcurría la séptima vuelta del Gran Premio de San Marino, en el circuito de Ímola, el coche de Senna chocó contra un muro de protección a 320 kilómetros por hora tras pasar por "Il Tamburello", por entonces una de las curvas más pronunciadas y peligrosas del Mundial de Fórmula Uno.

Senna fue trasladado al hospital Maggiore, de Bolonia, con un fuerte traumatismo craneal, y falleció horas después.

El piloto brasileño fue campeón mundial de Fórmula Uno en 1988, 1990 y 1991 con la escudería McLaren-Honda, y logró 41 victorias en grandes premios y 65 primeros lugares en la parrilla de salida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon