Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Faryd Mondragón, el abuelo, cumple 43 años en Brasil

AS AS 10/06/2014 As.com

Un Mundial siempre tiene algo de último tren. Para Faryd Mondragón, sin ir más lejos. Meta suplente de Colombia, cumplirá 43 años en la cita y quizá el punto final a una larguísima carrera capicúa: empezó en el Deportivo Cali y ahí ha vuelto tras jugar en ocho clubes de siete países (Paraguay, Argentina, España, Francia, Turquía, Alemania y Estados Unidos). Mondragón ya estuvo en los Mundiales de 1994 y 1998, los últimos que disputó Colombia, con un papel de más peso que el que ahora le aguarda. Pero si Pekerman le da minutos se convertiría en el abuelo histórico del torneo que ahora le corresponde al camerunés Roger Milla, quien disputó con 42 años el Mundial de 1994.

Al otro lado del tiempo está el camerunés Fabrice Olinga, que con sus 18 años cumplidos el mes pasado es el futbolista más joven del Mundial. Hijo de un empresario de Douala, a España llegó de la mano de la Fundación Etoo. Un ojeador del Mallorca fue el primero en descubrir su talento, pero después de tres años en la cantera balear no llegó a un acuerdo para renovar y el Málaga acabó fichándole. Allí se saltó varios cursos. Ya jugaba en el juvenil con edad cadete y con 16 años y 98 días, Manuel Pellegrini le hizo debutar el 18 de agosto de 2012. Aún habían llegado los refuerzos y le puso como titular ante el Celta en Vigo. Marcó el gol del triunfo y se convirtió en el futbolista más joven en hacer un gol en la Liga española. Luego no tuvo continuidad y ha acabado en el Waregem belga tras pasar por el Apollon Limassol chipriota.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon