Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Federer: "No me duele la derrota, lo he intentado todo"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 EFE
Photo © Image MundoDeportivo.com

El suizo Roger Federer ha asegurado este miércoles que la derrota ante el francés JeremyChardy en la segunda ronda del torneo de Italia no ha sido dolorosa para él, puesto que, según ha afirmado, ha intentado hacer todo lo que ha podido durante el partido y no ha podido dar más de sí en la pista.

"En este momento de mi carrera sé cuándo duele una derrota y cuándo no. Esta no me duele, estoy perfectamente, porque lo he intentado todo, no he podido dar más de mí en la cancha", ha aseverado en la rueda de prensa posterior al encuentro.

El suizo, actual número 4 del mundo, ha caído derrotado este miércoles en su debut en el Abierto de Italia ante el francés JeremyChardy, 47º en el ránking ATP, por 1-6, 6-3 y 7-6 (6).

Exento de disputar la primera ronda, Federer ha jugado este choque de la segunda después de haberse perdido el torneo de Madrid por su reciente paternidad.

El enfrentamiento ha estado condicionado por las fuertes rachas de viento que han soplado en la pistas del Foro Itálico de Roma a la hora del partido.

"Las condiciones son las mismas para todos los jugadores que juegan hoy, también para Jeremy, pero sin duda esto influye a la hora de hacer un partido adecuado y ejecutar los golpes del modo en que tú quieres. No arriesgas tanto, pero los problemas con el viento son para los dos", ha dicho Federer al respecto.

El suizo, que fue padre de gemelos hace una semana, decidió participar en el Masters 1.000 de Roma después de que su equipo técnico y su mujer le aconsejasen que así lo hiciera, tal y como explicó antes de comenzar el torneo.

Al ser preguntado sobre si, a pesar de la derrota, estaba feliz por poder volver tan pronto con su familia, el tenista ha contestado con ironía: "Sí, muy feliz. No puedo esperar para irme de este sitio ahora mismo".

El tenista ha hecho balance de su estado de forma en los últimos meses y ha afirmado, además, que a pesar de haberse sentido "decepcionado, enfadado y frustrado" nada más terminar el partido con el francés Chardy, desde ahora ya solo piensa en la preparación para RolandGarros.

"En Mónaco me fue bien y los entrenamientos también me han ido bien en las últimas semanas. He tenido una familia, pero todo está bajo control, me siento bien, mi cuerpo está bien, mi mente está bien", ha asegurado.

Preguntado por cómo ve al resto de los jugadores más destacados del circuito, el suizo ha opinado que su rendimiento está siendo ahora mismo "bueno" y ha vaticinado que cualquiera que no esté en la primera línea del ránking de la ATP debería realizar una "extraordinaria actuación" para ganar uno de los próximos Grand Slam.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon