Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fernando Alonso se inmiscuye en la hegemonía de Mercedes

AS AS 18/04/2014 Manuel Franco

Gafas de sol negras. Más allá de coches, rectas interminables, ruido amplificado por el eco de un circuito inmenso, polución y niebla, más allá de pilotos incluso, la estrella del primer día de entrenamientos en China fueron esas gafas negras con las que Marco Mattiacci contemplaba en el box de Ferrari el funcionamiento de su equipo. Quizá sea para que no se le vean los ojos de asombro. Aunque, es cierto, es viernes y todo eso que siempre se dice, pero esto no parece Bahrain para Ferrari. Aunque allí tampoco empezaron mal del todo las cosas. En Sakhir, Alonso el viernes fue tercero a cuatro décimas y un segundo, respectivamente en los libres uno y dos.Mientras Raikkonen en la primera tanda terminó sexto, a 1,2 y en la segunda, decimocuarto a dos segundos.

En Shanghai el inicio ha sido algo mejor, aunque quizá también engañoso. Fernando lideró la sesión inaugural de este GP de China por delante de Nico Rosberg y su Mercedes y en la segunda se metió entre los dos coches de plata. El F14 T va mejor en esta pista sobre todo en el primer y más aún en el segundo sector, pero pierden bastante en el tercero, el de la recta de 1,2 kilómetros.

Fernando Alonso en acción. © Getty Images Fernando Alonso en acción.

Porque eso sí, los monoplazas alemanes seguirán dominando este fin de semana gracias, sobre todo y ante todo, a esa impresionante recta kilométrica del trazado chino y a su potente propulsor que unido a una aerodinámica espectacular hacen del Mercedes el mejor coche de esta temporada. Antes de venir aquí decía Pat Fry que el objetivo era ser segundos en esta carrera, el segundo equipo, pues de momento van bien las cosas. En los segundos libres Alonso fue el más rápido con los duros y se quedó solo a poco más de una décima de Hamilton con los blandos y tres décimas por delante de Rosberg. Alonso, sí. Con los Mercedes cargados hasta arriba de gasolina, eso sí. Un detalle.

Pero si vamos a Raikkonen, el asturiano rara vez es capaz de dar la medida real del coche, comprobaremos que sigue habiendo asuntos que resolver, en la primera tanda completó una sola vuelta con problemas en su Ferrari y en la segunda terminó séptimo a ocho décimas de su compañero de equipo, a casi un segundo del Mercedes de Hamilton.

Justo por detrás de los Mercedes y Alonso (ese piloto-escudería) se sitúan los Red Bull, de nuevo con Ricciardo por delante de Vettel, tanto a una vuelta como en tanda larga. Algo más atrás, en la clase media andan los Williams (con Massa por delante de Bottas), McLaren (Button aleccionando a Magnussen), Force India (Hulkenberg con Perez más atrás), incluso aparece por ahí Grosjean que ya ha cobrado de Lotus cuentan. Sigue nublado en el circuito de Shanghai, a pesar de las gafas de sol.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon