Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ferrari debe pensar ya en el próximo año

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 12/05/2014 Raymond Blancafort

Luca Montezemolo dijo en su rápida visita al GP de España que tenían tres Grandes Premios por delante decisivos, el de Barcelona, el de Mónaco y el de Montreal. Y será entonces cuando haya que hacer balance de la competitiviad del Ferrari F14 T y decidir si se prosigue con el coche o se pone toda la carne en el asador en el desarrollo del coche del 2015.

Por lo visto ayer en Montmeló esta opción parece la más sensata. Ni el ala delantera nueva que trajeron aquí ni todo el tema de jugar con el aire de refrigeración de los frenos como elemento aerodinámico han funcionado como se esperaba, y eso es un tema preocupante. Y los problema con el motor son asimismo evidentes pese a que en el Circuit de Barcelona se elevó la presión del turbo a 3 bar y se retocó el software para tener unos 20 CV más.

El plazo puesto por Montezemolo en todo caso no es inhabitual. En junio los equipos comienzan a traspasar recursos de desarrollo, sobre todo humanos, al coche de la siguiente temporada.

Es posible que los test que se celebrarán en este mismo circuito martes y miércoles permitan ver las cosas un poco más claras y quizás una decisión inmediata.

No es la única decisión trascendetal a tomar. La figura de un auténtico 'team pricipal' o la redefinición del organigrama técnico y la captura de nuevos elementos de probada experiencia son asimismo elementos cruciales.

Un motor nuevo

Los trabajos preliminares del coche del año próximo –al que le toca el número de código 666, el número del diablo– al parecer están más avanzados que otras temporadas. Sería ésta la herenecia que ha dejado Stefano Domenicali, una vez tuvo claro en los test de Bahrein que el coche estaba muy lejos de los Mercedes.

Están ya definidos otros parámetros importantes del coche, esquemas de suspensiones delanteras, traseras, etc., y por supuesto el tema aerodinámico.

Las primeras maquetas ya han pasado por el túnel de viento bajo la dirección de Nikos Tombazis y la atenta supervisión de James Allison. Todo lo que encuentren, en la medida de lo posible, será traspasado al F14 T.

Se sabe que Ferrari ha tentado hombres de motor de Mercedes, que ha conseguido refuerzos importantes en temas aerodinámicos, de próxima incorporación. Pero sobre todo hay que trabajar en el motor de 2015 para solucionar las lagunas de este año.

Aunque en teoría el desarrollo de los motores está congelado, la FIA es consciente de que un cambio tan radical exige una mano más amplia. Y así para 2015 se podrá disponer de nuevos ERS, Kers, turbo y conjunto de baterías. Ferrari montará seguro un turbo mayor, porque el actual es pequeño y posiblemente 'copiará' la impostación de Mercedes, turbina y compresor separados.

Pero se trabajará asimismo en el motor V6 ya que se pueden modificar un 80% de las piezas y hay mucho que ganar asimismo aquí.

Tal como están las cosas, si no hablamos de partir de una 'hoja en blanco', es decir desde cero, poco le falta

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon