Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ferrari refuerza su division de motores pensando en el futuro

AS AS 19/06/2014 Manuel Franco

Se pretende construir un nuevo modelo de escudería de F-1 en Ferrari. Lo quieren hacer desde las bases dirigentes actuales, con especial importancia de James Allison, pero también con otros responsables que han demostrado estos años escaso éxito como Pat Fry o Luca Marmorini.

El británico llegó en julio de 2010 para apoyar a Aldo Costa, al que sustituyó después de que fuera despedido en el GP de Mónaco 2011 tras el desastre del GP de España de aquella temporada. Desde que llegó Allison ocupa un puesto secundario, pero aún es el técnico responsable de gran parte de lo que sucede en el equipo. Y en Ferrari, a pesar de lo que se ha publicado en los últimos tiempos tras el penúltimo fracaso de las mejoras en Canadá, en la escudería italiana siguen confiando en su capacidad y no tienen previsto sustituirle. Al menos de momento. No obstante, nombres como los de Bob Bell, que salió de Mercedes esta temporada, siguen estando presentes para el próximo año.

En Ferrari saben que la única opción es esforzarse al máximo día a día. © AFP En Ferrari saben que la única opción es esforzarse al máximo día a día.

Algo similar sucede en el área de motores. Luca di Montezemolo llevaba años pidiendo, en todas y cada una de las comidas navideñas con la Prensa internacional, un cambio en el reglamento para que la F-1 fuera más de motores y menos de aerodinámica. Pues bien, en ese aspecto, el fracaso de Ferrari ha sido importante porque han construido una unidad de potencia con un déficit de cerca de 30 CV respecto a las que montan los equipo de Mercedes. Para apoyar ese área de trabajo en Ferrari han fichado a dos nuevos ingenieros para complementar la gestión de Marmorini, actual director de motores y electrónica en Maranello.

La intención con ese refuerzo es lograr sinergias entre el proyecto de este año y el próximo, en el que ya trabajan en Ferrari desde Allison a Pedro de la Rosa. Se quiere construir una estructura que pueda mejorar la ventaja de tener todo bajo el mismo techo. “Hemos querido reforzar la integración entre departamentos, deben existir zonas con responsabilidades más precisas en cada área”, cuentan desde la Scuderia.

Mientras, este fin de semana hay gran premio en Austria, un lugar que para Ferrari es una incógnita. No se atreven a decir si irán mejor o peor. Sólo prometen trabajo. Claro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon