Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fiesta rojiblanca, pero de invitados

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 19/05/2014 null
© Image MundoDeportivo.com

Fiesta rojiblanca para despedir la Liga, pero esta vez con otro equipo como gran protagonista. El Athletic, a diferencia de Vallecas, sólo fue un invitado más en la explosión de alegría y júbilo de la afición del Almería una vez finalizado el encuentro con 0-0 y asegurada la permanencia de los andaluces en Primera. El partido, como tal, dio muy poco de sí porque, paradójicamente, a los de casa les iba la vida en el envite. Los leones amagaron con pegar, pero sólo se quedaron en el amago. Un punto y final para una gran Liga.

El Athletic viajó en el día a Almería. La costumbre de Valverde, contraria a la anterior de Bielsa y similar a la de Guardiola, fue respetada por el club rojiblanco hasta las últimas consecuencias. Dormir en casa el sábado y volver a hacerlo el domingo no está al alcance de cualquiera.

El ambiente previo al partido existente en esta ciudad andaluza poco o nada tenía que ver con el de una jornada decisiva de Liga. Las calles almerienses respiraron normalidad y tranquilidad hasta poco más de un par de horas antes del encuentro. Entonces, y sin que tampoco se llegaran a tirar cohetes, un buen número de hinchas locales se acercó a la puerta de acceso al campo del autobús del equipo de Francisco para transmitirles todo el ánimo del mundo de cara a esta decisiva cita.

Los leones ya llevaban tiempo en los Juegos del Mediterráneo. Tranquilos, sin presión aparente. La alineación de Valverde reflejó bien a las claras cómo se tomaba el Athletic este envite. Herrerín, Morán, Etxeita y Guillermo, entre otros, tuvieron vitola de titulares. Un arma de doble filo, en cualquier caso, para los de Paquito porque los suplentes habituales, se quiera o no, siempre tratan de reivindicarse.

Curiosa la publicidad de la parte posterior de los banquillos de uno y otro conjunto: Casi, Casi, Casi. La comercializadora de los tomates de la zona próxima al estadio reduce así su denominación original (Cooperativa SanIsidro). Jugándote la permanencia y con la necesidad de sumar un punto, un 'casi' da cierto yuyu hasta los no supersticiosos. El alargamiento obligado del descanso, con Osasuna ganando 2-0 en casa y el Granada 0-1 en Zorrilla, metió el miedo en el cuerpo a la hinchada del Almería

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon