Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gabi: “Esto acaba de empezar, lo mejor todavía está por venir”

AS AS 18/05/2014 F. J. Díaz
© JuanJo Martín

A las 21:40 horas se produjo el momento mágico que todos los aficionados del Atlético, congregados en Neptuno, estaban deseando: Gabi, capitán del equipo madrileño, se subió al dios rojiblanco y le colocó una bufanda y una bandera del Atlético. La multitud de aficionados explotó de júbilo. Como hacía justo un año con la conquista de la Copa del Rey. Esta vez el logro había sido mayor, la Liga, y se notó en todo. Sobre todo, en las calles de la capital. El equipo salió del Calderón a las 20:00 horas y tardó cuarenta y cinco minutos en llegar a Neptuno. La salida del estadio ya fue apoteósica, puesto que allí le acompañaron muchos seguidores. La afición formó una hilera en el trayecto, en Paseo de las Acacias, en Embajadores, en la Ronda de Atocha... El autobús descapotable se fue abriendo paso por las calles madrileñas ante el delirio de su gente, mayores, niños, todos con las camisetas de su equipo, de ahora y de antes (de Forlán, Falcao, Torres...). Viendo la escasa velocidad que llevaba el autobús muchos decidieron acompañar andando un buen rato a la comitiva. En total, unos 200.000 aficionados entre Neptuno y el trayecto.

En la plaza donde el Atlético festeja sus títulos, apenas había un hueco donde tomar aire. Saltaron los jugadores, excepto Koke, ausente, cantaron el himno, bailaron y habló Gabi: “No tengo palabras para decir lo que siento. Es un honor estar aquí y compartir vestuario con esta gente. Esto es un premio al trabajo, al sacrificio, al amor por unos colores que no se compran. Esto acaba de empezar, lo mejor está por venir”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon