Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gabi y Raúl García se han ganado estar en la lista de la selección

AS AS 13/05/2014 Manolete

Tiene todo mi respeto, pero también se puede discrepar de alguna de sus decisiones como me pasa con el Cholo Simeone. Del Bosque ha dado a conocer su relación de treinta convocados para el Mundial de Brasil y me parece una gran injusticia que en la misma no estén ni Gabi ni Raúl García. No voy a valorar al resto de los elegidos, pero el capitán colchonero ha sido la pieza fundamental, el motor, el otro Cholo en el centro del campo de la pizarra de Simeone que ha permitido a los colchoneros ser los líderes a falta de una jornada. Hay piezas fundamentales del bloque de la selección en esa demarcación que llegan con la lengua afuera y sin pilas. En cuanto a Raúl García sus avales son sus números. Con diecisiete goles es el centrocampista más goleador que tiene nuestro fútbol y en esa posición de falso delantero muy determinante ya que los nueve que ha conseguido en la Liga han representado sendas victorias. Es algo que no se ha valorado. En cambio Juanfran y Koke están por merecimientos propios y convencido de que al final acudirán a Brasil y me alegró que al final nadie discuta la presencia de Diego Costa. Se lo ha ganado a pulso y una demostración de su implicación es que quiere y va a estar en Barcelona. Ni siquiera se ha planteado en reservarse para la final de Lisboa. Sabe que el Atlético le necesita y para él este es su mayor acicate. El objetivo es morir sobre el campo y demostrar a todo que los colchoneros son los primeros por méritos propios y no regalo de los galácticos. De esta manera se puede comprender todos los éxitos que ha alcanzado este equipo esta campaña pese a que tenía como rivales a dos conjuntos que parecía que no se les podía ni toser.

Pensando en el compromiso del sábado, todas las miradas se centran en el duelo entre Courtois y Messi como fundamental para el resultado final. Mientras el argentino sigue obsesionado en su renovación para ser el pelotero mejor pagado y en la cita mundialista, el belga sigue luchando por seguir en el Calderón al menos un año más y ganar los títulos de lo que sería un doblete inolvidable para una afición y una entidad a las que está eternamente agradecido. Tampoco se olvida el cuerpo técnico de apretar sus virtudes. Desde mañana se va a intensificar el apartado del balón parado. Asumen que los azulgranas es donde presentar más problemas, en especial en los saques de esquina y en cambio ha sido la baza ofensiva suya durante la segunda vuelta para conseguir victoria o abrir marcadores complicados como pasó ante el Málaga o el Getafe. Tampoco terminan se entenderse muy bien que al final como máximo habrá quinientas entradas para los seguidores rojiblancos que quisieran acudir al Nou Camp y en la Champions la presencia azulgrana en el Calderón fuera mucho mayor. El motivo es que en Europa, el reparto lo hace UEFA y en nuestra Liga depende del libre albedrío de los clubes. Tampoco estaría de más que se estudie para el futuro el apostar por los partidos de desempates y no ir a los goal-average que pueden ser los que otorguen al final el título a los catalanes. Pero, como muy bien dice el presidente Cerezo, será mucho mejor jugarnos nuestra décima Liga ante un Barcelona que saldrá a dar la cara y no jugar contra conjuntos que se encierran y nos esperan a la contra. Espanyol, Osasuna, Almería, Levante, son los únicos clubes que este año nos han ganado y su éxito ha sido el contragolpe. En cambio cuando tenemos un campo de los que parecen imposible y ante un galáctico siempre hemos dado la cara.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon