Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Ganar un anillo es mejor que el sexo"

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 02/03/2016 Redacción Basket4us.com
'Ganar un anillo es mejor que el sexo' © Getty Images 'Ganar un anillo es mejor que el sexo'

Draymond Green empieza a ser protagonista dentro y fuera de la cancha. El jugador de Golden State Warriors ve cómo se reconoce su éxito y su trabajo en el equipo mientras que deja ciertas declaraciones dignas de destacar. "Ganar un campeonato es mejor que el sexo. Mi mayor miedo ahora es no volver a experimentar nunca esa sensación", declaró el ala-pívot del conjunto de la bahía de Oakland.

Draymond Green to SI on motivation: "My greatest fear is never experiencing [winning a championship] again. It’s better than sex."— Diamond Leung (@diamond83) 1 de marzo de 2016

El '23' de los Warriors es un tipo espontáneo, que dice lo que piensa. A veces, su energía y sus impulsos le pasan factura, como ocurrió el pasado sábado durante el descanso del partido ante Oklahoma City Thunder. Golden State se fue a los vestuarios 10 puntos por detrás en el marcador y el ambiente estuvo bastante tenso. Green se enfrentó con Steve Kerr y le dijo que le dejara en el banquillo si no le gustaba cómo estaba jugando. El propio entrenador le quitó hierro al asunto tras el encuentro: "Ya conocéis a Draymond. En parte, es tan bueno por la pasión que le pone a todo". Sin embargo, una reportera de 'ESPN' aseguró que los policías que vigilan los pasillos de los vestuarios informaron de un fuerte altercado, con gritos y amenazas. Es decir, que el incidente no fue menor.

Draymond Green asumió el error que había cometido y no tuvo reparos en pedir perdón. "Me disculpo con mis compañeros, el staff y la organización. Esa no fue la manera correcta de manejar el asunto. Ese no es quien realmente soy yo. No es quien he sido y no es en quien me voy a convertir. No sucederá de nuevo", manifestó tras la polémica. Tras una racha de flojas actuaciones, Green volvió a ser fundamental en el último encuentro de Golden State, en el que anotó la canasta de la victoria en la prórroga ante Atlanta Hawks y se echó al equipo a la espalda ante la ausencia de Stephen Curry.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon