Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Garbiñe, la perla por la que suspiran España y Venezuela

AS AS 01/05/2014 Jesús Mínguez
EN LA CAJA MÁGICA. Garbiñe, tras entrenarse. © JAVIER GANDUL EN LA CAJA MÁGICA. Garbiñe, tras entrenarse.

Garbiñe Muruguruza, Garbin en un circuito WTA en el que suena fuerte su nombre pero no se pronuncia la ñ, puede ser el futuro del tenis en España. O no. Nació en Caracas hace 20 años y es la 37ª del mundo (sólo Carla Suárez está por delante). Su padre es vasco, su madre venezolana, ella llegó a Barcelona muy joven para formarse y fue campeona de España en varias categorías... Pero aún no ha decidido con qué país quiere jugar en la absoluta. Mientras deshoja la margarita, España ha bajado de división en Copa Federación.

“El año próximo sí jugaré Fed Cup, porque debo hacerlo dos años para ir a los Juegos, una competición especial. Este tema tiene que acabar ya, pero es complicado, porque mi familia en España no existe. Sólo estoy yo por el tenis...”, explica después de entrenarse en las pistas del Mutua Madrid Open, que el sábado da el pistoletazo al cuadro femenino. En el CSD y en la Federación suspiran por ella, pero también el presidente Nicolás Maduro... Y el padre de Garbiñe, ingeniero, tiene sus negocios allí. Complicado...

¿Cómo es Garbiñe, 1,82 metros, afi cionada al selfi e y atractiva para las marcas? “Me identifi co con las pegadoras, con las jugadoras del Este. Porque yo soy muy grande, y mi cuerpo me obliga a jugar así”. A palos y tiros planos, ganó en Hobart su primer torneo WTA en enero. Venía de cinco meses parada por una osteocondritis en el astrágalo del tobillo izquierdo. “Fue una locura. Pegaba a la bola sentada en una silla, porque mi vida es el tenis. Pero me vino bien. No sería la misma sin esa experiencia”, relata una jugadora que junto a Tita Torró (21 años y que acaba de estrenar palmarés en Marraquech) y Lara Arruabarrena (22, 155ª) debería seguir la estela de Carla Suárez (25, 15ª). “Tras la emoción de Hobart, llegó un bajón. Ahora he hecho un reset. Desde Wimbledon no defi endo puntos, y quiero saber a dónde puedo llegar”. Garbin, el futuro. O no.

Nadal y Djokovic, en Madrid

Rafa Nadal, que previsiblemente debutará el miércoles, aprovechó la mañana para hacer mountain bike en Mallorca y luego viajó a Madrid. Hoy se entrenará ya en la Caja Mágica, como Novak Djokovic. Los dos estarán mañana en el Charity Day (17:00) a benefi cio de su fundación y la de Iker Casillas. En el evento tendrá lugar el sorteo del cuadro. Sólo 1.860 puntos separan a los dos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon