Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Garbiñe y Carla, inseparables

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 03/06/2014 Ángel Rigueira

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza residen en el mismo hotel de París, entrenan juntas a diario, como hacen en el CT Barcino cuando coinciden en Barcelona, y unen fuerzas en el torneo de dobles. Son inseparables junto a sus respectivos entrenadores, Xavi Budó y Alejo Mancisidor, socios y amigos. Una rutina que mantuvieron la víspera de un día especial, que en el mayor de los éxitos conduciría a una semifinal entre ellas.

Con estilos opuestos, de potencia una y de más toque la otra, y situaciones diferentes porque la hispano-venezolana tiene 20 años y está entrando en la élite, mientras que la canaria disputa por cuarta vez unos cuartos de Grand Slam a sus 25, coinciden en el objetivo de superar una barrera importante ante dos rivales de armas tomar. Maria Sharapova es una grande, y Eugenie Bouchard supone en muchos aspectos una fotocopia, rejuvenecida, de la rusa.

Garbiñe, Carla, Alejo y Xavi comparten pista y mantel con naturalidad, situación que no entra en la mentalidad de Sharapova o Bouchard. "Es un campo de batalla, no estoy aquí para hacer amigas. No hay nada que me guste más que la competición, no quiero dar una sola opción a la rival", señala la rusa. La canadiense, que viste los mismos modelos que su admirada Maria tras solicitar y obtener su permiso, incide en que "no creo que el tenis sea el mejor lugar para hacer amigas. Yo he venido a competir. Sólo tengo 20 años, pero ya me siento un poco mayor. Quiero ser rápidamente la mejor porque un día me levantaré y habré llegado a los 30".

"Es una nueva generación de una autoestima increíble. De Bouchard no me sorprendió que ganara a Kerber 6-1 y 6-2, sino cómo lo celebró, con qué serenidad y aplomo. Una señal de fortaleza", asegura Budó, incidiendo en que la clave para Carla "será creer mucho en ella misma, igualar en convicción a Bouchard".

Y añade el técnico que "una ronda más en Grand Slam es una vida. Carla tiene que sentir la opción de una primera semifinal más como reto que como amenaza, controlarse. Lo pasó mal al principio del torneo por responsabilidad, pero hablamos que debía disfrutar y no sufrir y cambió. Tienen más méritos estos cuartos que los de 2008 viniendo de la previa con 19 años". Bouchard, a quien la canaria derrotó en Wimbledon'13, hizo 'semis' en Australia.

Mancisidor vivió con Garbiñe el antecedente de Serena. Aclara que "nadie le ha prohibido usar el móvil, es ella la que puso límites por la que se montó. Sí pretendemos estar el menor tiempo posible en el club, pero por tener calma".

Muguruza derrotó a la campeona y nº 1, y se encuentra hoy con otra vencedora de Roland Garros y antigua líder, Maria Sharapova, vencedora en el duelo de Roma'13 por 6-2 y 6-2. "A Garbiñe le van los grandes escenarios y acontecimientos. Es capaz de ganar a cualquiera de las arriba, a la vez que estamos buscando la regularidad contra las jugadoras del 30 al 70".

Garbiñe repite que su estilo es más de rusa. Físico imponente (1,82 m.) y mucha potencia en los golpes. Además, "sabe motivarse muy bien", apunta Mancisidor, recordando que "antes de Serena estaba fatal. Tanto que le dije que se tomase 20 minutos para ella misma. Después le pregunté si ya quería hablar o no del partido, y demostró su fuerza mental. En un click y con humildad dio la vuelta a la situación". Frente a Sharapova "tienes todo a ganar. Es la rusa quien tiene la presión al no estar Serena, y se vio que la notaba ante Stosur en octavos. Es una bonita oportunidad, aunque luego te pueda meter en cancha 6-3 y 6-1".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon