Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gasol: "El mejor de la NBA en los últimos años"

Marca Marca 01/06/2014 marca.com

LeBron James. Puede que se haya dicho todo del jugador de los Heat, el mejor de la NBA en los últimos años junto a Durant. Mi perspectiva no es la del aficionado. Me he enfrentado a él en muchas ocasiones. A estas alturas de la película, tengo que asumir que no deja de sorprenderme.

Su regularidad es asombrosa, como si tuviera prohibido tener un mal partido pese al del miércoles, de ahí el éxito de los Heat. Siempre suma. Su capacidad atlética, esa exuberancia física, le permite aportar incluso en los días en los que no le entran los tiros de fuera. Su capacidad para ser un todoterreno le convierte en un jugador único. Si falla en el lanzamiento, las mete desde dentro de la pintura. Su agresividad es tan notable que le permite robar muchos balones y salir al contragolpe. Muchos de sus aciertos son mates. Esas nunca se salen. Y si está acertado desde fuera, los partidos se convierten en una exhibición de dominio total.

LeBron tiene una extraordinaria virtud: hambre. Ha mejorado de forma gradual en los últimos cuatro años. Podría haberse instalado en el éxito. Al contrario, ha querido mejorar y eso le convierte en un fenómeno. De ahí que le veamos en cada partido que bate un récord, una plusmarca de esas en las que su nombre sale con el de Jordan, Bird o Kobe Bryant. Su regularidad en los playoffs es portentosa.

Para el que no le haya podido ver en persona, estamos hablando de un jugador exterior, un escolta, que mide 2,01 y pesa 120 kilos. Lo que le distingue no es su estatura, es la movilidad y la explosividad con la que él se mueve desplazando ese peso. Con su envergadura y su potencia, LeBron se convierte en alguien muy difícil de defender. No se trata de que te supere por su talento, que lo tiene. LeBron te puede.

No creo que sea un jugador que hable mucho en la pista. Los hay más bocazas. Sí denota una confianza en sus posibilidades importante. Está acostumbrado desde que era un crío a un nivel de atención y expectativas creadas que le hacen llevar como nadie la presión. No está incómodo en las situaciones difíciles, al revés.

No he coincidido mucho con él fuera de las canchas. Lo hicimos en una fiesta de cumpleaños de Obama a la que nos invitó, pero no tuve ocasión de hablar mucho con él.

'El Código Gasol' © 'El Código Gasol' 'El Código Gasol'

Otro detalle sobre LeBron es su ambición. Le he escuchado decir que quiere ser el deportista más influyente del mundo. Su objetivo es global, desea ser el más grande. Su vocación de ayuda fuera de las canchas también es digna de elogio. Se sabe un icono a nivel mundial y lo explota a nivel de negocio y de imagen. Lo más admirable es que no se conforma nunca.

@paugasol

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon