Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gerard Piqué ha perdido la perspectiva

SPORTYOU SPORTYOU 12/12/2015 Elías Israel
Gerard Piqué ha perdido la perspectiva © Getty Images Gerard Piqué ha perdido la perspectiva

La frontera entre ser un tipo divertido y la falta de respeto es muy delicada. Gerard Piqué ha cruzado claramente la línea. Se puede cometer un error, mostrando la mano cuando has ganado por cinco goles, pero desde lo de "Kevin Roldán, contigo empezó todo", Piqué vive un personaje tragicómico, que, aunque le rían las gracias, le está haciendo daño al Barcelona. La falta de respeto no debe ser motivo de aplauso en un profesional y ahora le falta un Puyol cerca para hablarle a las claras de los códigos que se está saltando en esa espiral de personaje que se ha creado.

Lo de los emoticonos, con motivo del bochorno del Real Madrid en la Copa del Rey con el 'caso Cheryshev' también fue una sobrada, porque reírse del mal ajeno no es propio de deportistas y porque el Barça, a lo largo de su historia más reciente, también ha protagonizado casos susceptibles de ser afeados y ningún profesional, que yo recuerde, lo ha hecho. Para rematar, ahora está la respuesta a Arbeloa, que es un insulto innecesario, si quiere significar que no es su amigo, y solo un conocido, nada que decir, pero recrearse en lo de cono, le retrata como un faltón. Y puede que crea conocer bien dónde están los límites, pero una cosa es la rivalidad sana y otra perder la perspectiva, que es lo que ha hecho Piqué. Eso no es una broma más, es un insulto a un compañero de profesión, por muy mal que te caiga.

Ahora que el Barça ha caído en la autocomplacencia y ha perdido tantos puntos en los últimos dos partidos ligueros, como goles marcó en el Bernabéu, sería hasta recomendable que alguien en el Barça le dijese a Piqué que "aunque todos sabemos cómo soy", la prudencia, que hace tiempo dejó de acompañarle, es buena consejera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon