Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Goleador de la seleccción alemana, Unterstumführer del campo de Neuengamme

Marca Marca 29/04/2014 marca.com

El 18 de marzo de 1946, una Corte británica daba inicio en Hamburgo al juicio por los de crímenes de guerra cometidos en el campo de concentración de Neuengamme. Este KZ, situado a las afueras de la ciudad hanseática, estuvo activo entre 1938 y 1945, primero como subcampo de Sachsenhausen y después con identidad propia. El 5 de marzo de 1938, mediante la falsa empresa Und Steinwerke las SS compraron una fábrica de ladrillos abandonada de unos 500.000 metros cuadrados para levantar el campo de concentración en el que perecerían nunca menos de 100.000 personas.

Ante el tribunal estaba el carnet número 1.345.616 del Partido Nacionalsocialista alemán, miembro de las SS desde el 10 de mayo de 1933 y Unterstumführer (oficial de baja graduación) de Neuengamme. Su nombre era Otto 'Tully' Harder, nacido en Braunschweig el 25 de noviembre de 1892, autor de 14 goles en 15 partidos con la selección alemana entre 1914 y 1926.

Rubio, potente y exageradamente veloz para su altura, a Otto comenzaron a llamarse Tully por su estilo parecido al delantero de color con ese nombre que causaba furor en Inglaterra con la camiseta del Tottenham. Sus goles fueron llamando la atención de los técnicos de diferentes equipos hasta llegar en 1908 al Eintracht Braunschweig. En 1913 iba a dar el salto definitivo en su carrera al fichar por el Hamburgo, equipo con el jugaría hasta 1930 a pesar de sus constantes problemas con el alcohol.

En esa primera campaña en Hamburgo se estrenó como internacional el 5 de abril de 1914 en un empate a cuatro con Holanda en Ámsterdam y en el que hizo el 1-3. Sin embargo, entre el balón y el fusil cuando estalló la Primera Guerra Mundial no dudó: Harder se alistó como voluntario. Un año más tarde fue enviado al frente occidental, donde fue condecorado con la Cruz de Hierro de primera y segunda clase del reino de Prusia.

Calladas las armas, en 1918 volvió a calzarse las botas de futbolista para ser campeón de Alemania con el HSV (1923 y 1928) y ganar siete campeonatos regionales. Ídolo absoluto en Hamburgo, en el título de 1928 firmó un 'hat trick' en la semifinal jugada en Duisburgo contra el Bayern Múnich y que acabó ¡8-2! En la final (29 de julio de 1928) abrió el marcador en el 5-2 contra el Hertha de Berlín.

En un país aislado, pagando el tributo de la Paz de Versalles y con Hitler avanzando con fuerza, Otto fue acercándose pronto al nazismo. Esos guiños se convirtieron en actos una vez colgadas las botas. Antes, en un viaje a Colonia para jugar un amistoso con el Hamburgo había protagonizado un fuerte altercado con soldados negros aliados destinados allí como fruto de los acuerdos de Versalles de 1919.

Tras crear su propia marca de tabaco (con el apoyo del Partido) con una publicidad que invitaba a los atletas a fumar los cigarrillos del gran goleador ario, el primer día de octubre de 1932 se inscribió en las filas de Hitler. El 24 de agosto de 1939, una semana antes del inicio de la invasión de Polonia y con ella de la II Guerra Mundial (1 de septiembre), Harder fue destinado por las SS al campo de concentración de Sachsenhausen, a 35 kilómetros de Berlín. El Partido y el Ejército habían hecho oídos sordos a sus peticiones como héroe de la Gran Guerra de ser enviado al frente.

Metido de lleno en el engranaje de los campos de concentración, en noviembre de 1939, tras un breve paso por el de Hannover, fue aceptado su traslado a Hamburgo para encargarse de labores administrativas en el KZ de Neuengamme. Bajo la dirección del Standartenführer SS Max Pauli (condenado a muerte en 1946 por el citado tribunal británico), el campo fue un infierno por el que pasaron 111.430 prisioneros con mayoría de rusos (34.350), polacos (16.900) y griegos (11.500), además de 750 españoles (datos ofrecidos por www.elholocausto.net).

De Neuengamme también salieron prisioneros esclavizados hacia las factorías de Shell, Valentin y Volkswagen y allí tuvieron lugar los terribles experimentos con seres humanos de los doctores Ludwig Werner Haase (inventó un filtro para el agua aumentando 100 veces la dosis de arsénico. Para sus prueba escogió a 150 prisioneros y les obligó a beber agua filtrada provocándoles la muerte por la letal dosis de arsénico) y Kurt Heissmeyer (experimentó con niños judíos, a los que asesinó después de inyectarles el bacilo de la tuberculosis para sus estudios en colaboración con Mengele). El SS Johann Frahm se hizo famoso por su afición a colgar niños de ganchos para ahorcarlos mientras se sujetaba a sus cuerpos para aumentar la presión y el sufrimiento antes de que muriesen.

Harder fue detenido poco después de la liberación del campo por tropas británicas el 4 de mayo de 1945. El juicio iniciado el 18 de marzo de 1946 en Hamburgo se convirtió en un relato de horrores por el que desfilaron más de 100 acusados. Torturas, vejaciones, cámaras de gas, epidemias de tifus, experimentos con seres humanos, una hogaza de pan y 250 gramos de margarina a compartir entre 25 prisioneros... El resultado del proceso se dio a conocer el 13 de mayo de 1946: 23 sentencias a muerte (todas ellas ejecutadas por ahorcamiento), tres cadenas perpetuas y una catarata de condenas 'menores', entre ellas la de Harder.

Al ex delantero de la selección alemana de fútbol y gran estrella del Hamburgo en la década de los 20 le cayeron 15 años. Se consideró que a pesar de formar parte del engranaje del KZ y saber que se cometían abusos no era responsable directo ni consciente de que las atrocidades allí cometidas hubieran alcanzado los increíbles niveles descubiertos durante el juicio. Antes de la Navidad de 1951, el Gobierno de Londres aceptó reducir la pena de 'Tully' a 10 años y después se quedó en solo cuatro y medio. Regresó a Hamburgo desde la prisión de Werl, una de las elegidas para alojar a nazis condenados. Murió enfermo y aislado el 4 de marzo de 1956. Aun así, su ataúd fue cubierto por la bandera del club el día del entierro y la entidad publicó una esquela en su publicación oficial: "Siempre fue un buen amigo y un fiel compañero". Con el tiempo, su pasado como Unterstumführer pudo más que sus goles.

Para el Mundial de 1974, el Senado de Hamburgo (órgano que controla los siete 'burgos' que componen la ciudad) preparó un dosier en el que se hablaba de tres grandes figuras de la historia del club de la ciudad: Uwe Seeler, (presente en cuatro Mundiales y único junto a Pelé en haber marcado en cuatro ediciones), Josef Posipal (campeón el mundo en 1954 siendo jugador del Hamburgo) y Otto Harder. Apareció publicado sin las páginas 13 y 14, las que estaban dedicadas al goleador que participó en el infierno de Neuengamme.

,
@miguelangelara

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon