Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gracias Piqué

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 08/06/2014 Francesc Perearnau

La noticia, buena, mala, regular, aceptada, irritante o prevista, es la salida de Cesc, ese jugador que, como Alexis, sigue siendo un activo dudoso después de varios años en el primer equipo. Seguramente esa es la confirmación de que uno y otro no encajan por las razones que sean. Cesc llegó por imperativo de Guardiola como una gran solución, innovadora y clave para la evolución del juego, pero acabó siendo un problema táctico por esa presunta y discutible facultad suya de desordenar el juego, también del rival. Alexis debía aportar esa chispa, llegada y gol que, en números, sólo ha coincidido con el peor año del mejor Barça. Que juegue bien con Chile no es ninguna novedad, al contrario, esa ha sido una constante de su etapa azulgrana mientras en el Camp Nou había llegado a 'pitado' del año. Pero volviendo al adiós de Cesc, cuya negociación indica que por un lado Luis Enrique no lo considera intransferible y, por otro, que el propio jugador le ha dado cuerda a la negociación para la operación regreso a la Premier. Se pudo ir un año antes, cuando le pusieron sobre la mesa dirigir al Manchester United. Fàbregas prefirió quedarse en el Barça para triunfar y consolidarse, el sueño de todo canterano. No le han salido las cosas pero resulta encomiable tanto su intento de darse otro año de margen como su resolución de dejarlo ahí y seguir su carrerón inglés. Suerte. Lo que desde luego no debería ser noticia es la fatalidad de Piqué en la previa de una rueda de prensa al comentarle a Del Bosque que lo de su amigo estaba "hecho". Lamentable que los mismos medios que han obligado a jugadores, técnicos, árbitros y directivos a hablar con la mano delante de la boca en pleno partido y también antes y después acusen a Piqué de indiscreción. Para una vez que un futbolista nos da una noticia lo mínimo que podríamos hacer es darle las gracias.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon