Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guerra de marcas en MotoGP

SPORTYOU SPORTYOU 12/10/2016 Diego Lacave
Guerra de marcas en MotoGP © Getty Images Guerra de marcas en MotoGP

Jorge Lorenzo probará la que será su moto del año que viene en los test de Cheste, que se celebrarán justo después del GP de Valencia, última carrera de la temporada de MotoGP. Yamaha (por ahora) parece que se lo permite. Pero se quedará sin poder hacerlo en Jerez, su circuito favorito, los días 23 y 24 de noviembre; en unas pruebas privadas que Ducati ha preparado al efecto.

Para esta segunda ocasión, Yamaha exige el cumplimiento de contrato del piloto hasta el 31 de diciembre. Fuentes de la marca de los diapasones apuntan que es demasiada ventaja para un futuro rival puesto que Lorenzo, en Jerez, puede obtener muy buena información al ser un trazado que le gusta mucho. Los test de Cheste son otra cosa: más mediáticos, justo después del final de temporada; y existe el precedente de haber dejado a Rossi probar la Ducati en 2010.

En Ducati han expresado su malestar por esta situación, puesto que ellos sí que permitirán que Andrea Iannone pruebe la Suzuki (también en Jerez) y a su vez Suzuki dejará probar a Maverick Viñales, junto a Valentino Rossi, la nueva Yamaha en Sepang; donde, por supuesto, no podrá acceder Lorenzo siendo aún piloto de la marca. Davide Tardozzi, director deportivo de la marca italiana, ha declarado que Lin Jarvis, de Yamaha, ha sido "un muro" imposible de derribar y que ellos creen que debería haber un clima de más deportividad.

Pero lo cierto es que esto no es más que otra punta de un gran iceberg: la guerra soterrada de las marcas que compiten en MotoGP. Ducati y Honda tienen varias batallas abiertas por la nueva electrónica y la supresión de los alerones; mientras KTM ya acusó a Honda de hacer trampas en Moto3 el año pasado y aterriza en MotoGP criticando los métodos de Ducati.

Yamaha sabe que tiene que dar un paso adelante porque puede encontrarse desfasada con sus rivales el año que viene y por eso quiere limitar las concesiones hacia Lorenzo al máximo. Aún pueden negarse, por contrato, a que el piloto balear pueda estar en el test de Cheste. Ni de rojo con Ducati, ni de azul con Yamaha, como no estará en Sepang, por supuesto.

MÁS EN MSN

-El atleta Iván Ramírez, en la UCI al recibir una paliza

PROMOCIONADO Consigue tu pack Xbox One S con FIFA 17

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon