Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guisasola, tras su accidente: "estoy aquí sonriendo y contando la historia"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/06/2014 EFE

Benidorm (Alicante), 14 jun (EFE).- El saltador vasco Patrick Guisasola, que el viernes sufrió un accidente al chocar contra un tejadillo tras la lanzarse en paracaídas desde 160 metros en el hotel Bali de Benidorm, afirmó hoy que lo importante es que ahora se encuentra "aquí, sonriendo y contando la historia".

En declaraciones facilitadas por la organización del campeonato mundial de salto Base, "Base Jump Extreme", Guisasola explicó que el accidente se produjo en un salto en el que las condiciones para hacerlo, "no eran las mejores".

"Hubo alguna racha de viento a media altura y me encontré con un marrón a pesar de que la apertura del paracaídas había sido buena y el recorrido empezó bien", afirmó.

Guisasola explicó que las turbulencias provocaron que los mandos no le respondieran durante cuatro o cinco segundos, por lo que modificó su estrategia de caída.

"Pensé en un plan B para caer en la carretera, pero lo descarté porque había palmeras y farolas y me planteé un plan C para aterrizar en un tejadillo. Fue entonces cuando choque con el tercer piso del edificio", agregó.

"Antes, hubo un momento en el que la campana del paracaídas perdió presión y me desplomé, pero se volvió a abrir y recuperó la presión", indicó.

La competición en la que se ha producido el accidente homenajea al deportista Álvaro Bultó y al cocinero y aficionado al deporte de riesgo, Darío Barrio, fallecidos recientemente mientras realizaban un salto.

Guisasola, que debutaba en el campeonato mundial de Salto Base, no contaba, según informa la organización, "con la experiencia mínima requerida para participar", aunque él y el fallecido Barrio eran los "dos únicos 'jumpers' españoles este año".

Los saltos se realizan desde la cúpula del Bali, que con 56 pisos es el hotel más alto de Europa y la competición cuenta con veintinueve participantes, entre hombres y mujeres, de treinta saltadores procedentes de Francia, Brasil, Estados Unidos, Rumania, Bélgicam, Alemania, Reunido Unido, Italia y Canadá.

Patrick Guisasola también indicó que se siente "orgulloso" de pertenecer a una elite de mil personas, entre los 7.000 millones habitantes del planeta, que se considera un "afortunado" y reconocido que es una persona que "arriesga y no se acobarda"

"Cuando llevas las cosas a un cierto extremo, la vida se ve de otra forma. Te quedas con la esencia de las cosas", afirmó Guisasola, que también es cámara acuático.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon