Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gurpegi: El gran capitán nunca falla y refuerza un zaga enorme

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 11/06/2014 Jon Zubieta

El encuentro ante el Getafe fue su peor momento después de una sucesión de meses en las que las cosas iban sobre ruedas. De nuevo el quirófano le llamó a su fría estancia, en esta ocasión para recomponer su maltrecha rodilla. El 22 de marzo Carlos Gurpegi se reencontró con ese mal fario que tanto le ha perseguido durante su trayectoria. Fue a por un balón que Markel Susaeta había colado en el palo izquierdo del meta madrileño en busca de un posible rechazo. El eibartarra anotó un golazo, no hizo falta que el navarro interviniera para rematar, pero el saldo de la jugada fue fatal.

En la carrera hacia el área, el de Andosilla se lastimó la articulación derecha. Parecía mentira, porque el lance no revestía mayor violencia, por lo menos aparentemente. Dio la sensación de que no hubo ni golpe ni choque con un contrario. Pero no, se quedó tumbado en el césped llevándose la mano a la zona afectada y no pudo continuar. Tenía mala pinta ese dolor. Muchas veces ha tenido que soportar lances de esa naturaleza. Aguantó unos minutos y cuando el árbitro decretó el final de la primera mitad el estadio resonó: "¡Gurpegi, Gurpegi!". San Mamés quería estar con un futbolista en racha, entregado, en plena forma, cada vez más valorado.

Brillante recuperador

Era la recompensa, más bien el consuelo, que se llevó el navarro. El reconocimiento a su pundonor y también a una temporada de muy altos vuelos. En su posición de central estaba cuajando una campaña enorme. Era toda una garantía hasta el punto de que fue durante meses el mayor recuperador de balones. Estaba cómodo Carlos, rápido, intenso, intuitivo siempre bien colocado para el corte, eficaz por arriba, con una capacidad realizadora a destacar. Había anotado ante el Espanyol con una nueva exhibición de su poderío aéreo, con anticipación incluida a Kiko Casilla en un balón colgado al área. También había mostrado su picardía ante el Granada al bombear el cuero con lazurda y superar al portero, que lo había despejado un segundo antes.

Undécimo jugador

Fue su último gol en una etapa exitosa para el de Andosilla. Los datos lo reflejan de una manera numérica, si bien no terminan de reflejar del todo el influjo que provoca en la defensa rojiblanca. El rojiblanco ha llegado a disputar 27 partidos, todos ellos como titular. Ha accedido a los 2.386 minutos frente a los 2.046 de la campaña anterior con Bielsa. De esta manera ha sido el undécimo jugador en cuanto a presencia liguera.

Pudieron ser bastantes más de no terciar ese paso por el quirófano. Pocos día después de su lesión ante el Getafe, se le realizó el 1 de abril una artroscopia en el Hospital San José de Gasteiz. Se le hizo una 'toillete' articular de la rodilla. El plazo de recuperación se estimó en tres meses. De cumplirse lo previsto, para el comienzo de la pretemporada estaría disponible después de seguir un tratamiento personalizado. El 7 de julio es la fecha que tiene subrayada en su calendario particular. Y la previa, casi a finales del mes de agosto, por supuesto.

Su recuperación vendrá de maravilla para rearmar a un equipo que necesita su liderazgo y su mando en el centro de la defensa. Laporte seguro que ha agradecido su presencia en la zaga; San José y el resto de compañero también habrán aprendido de un Gurpegi que en su posición de central ha dejado una huella enorme. A sus 33 años -el 19 de agosto llega a los 34-, el de Andosilla tiene mucho que decir y en breve podrá cumplir uno de los mayores sueños que ha podido tener. La Champions League se le presenta como una enorme recompensa para su labor abnegada. Don Carlos tiene muchas cosas que decir y mucho sueños que cumplir todavía. El gran capitán nunca falla

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon