Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Ha sido un susto muy grande; le debo la vida a mi hermano"

AS AS 28/04/2014 EFE

La sevillana Blanca Manchón, que descansa ya en su casa tras haberse quedado inconsciente en el agua después de una colisión en una regata de la clase RS:X de la Semana Olímpica Francesa, en Hyeres, ha afirmado que "ha sido un susto muy grande, pero con final feliz", y que le debe "la vida" a su hermano Curro.

La windsurfista del Club Náutico Sevilla, pentacampeona mundial de esta especialidad, sufrió el accidente el pasado viernes, durante la salida de la segunda manga de la cuarta jornada de la Copa del Mundo, cuando se vio obligada a lanzarse al agua para evitar ser abordada por otra participante y se golpeó en la cabeza y las costillas.

"Ha sido una de las peores experiencias de mi vida, con diferencia", ha relatado en un comunicado difundido por su equipo, ya que el fuerte impacto la dejó sin sentido, flotando boca abajo, hasta que su hermano y técnico, Curro Manchón, subcampeón olímpico como entrenador en Londres, pudo rescatarla.

Blanca Manchón, consolada por su hermano. © DIARIO AS Blanca Manchón, consolada por su hermano.

Blanca Manchón ha explicado que no se acuerda "de nada. Sólo sé que me tiré al agua y de pronto aparecí tumbada en la lancha neumática con mi hermano. Había tragado mucha agua y comencé a vomitar. Todo me daba vueltas", ha declarado.

Seguidamente, según la nota, fue evacuada al centro médico de la prueba francesa, donde se decidió trasladarla a un hospital para descartar cualquier secuela a través de un escáner y un TAC craneal.

La regatista sevillana ha precisado que le "dolía mucho la cabeza, pero no, al final todo está bien", y ha añadido que sólo tiene "una contusión fuerte, en la cabeza y las costillas".

Manchón, del equipo Nike/EMASESA/Blondy/Training for Gold, ya descansa en su domicilio de Sevilla y desea olvidar "cuanto antes" esta accidentada, para ella, edición 2014 de la Copa del Mundo en aguas de la Costa Azul francesa, en la que paradójicamente el pasado año logró conquistar la medalla de plata.

Tras poder emprender el viaje de vuelta, la pentacampeona mundial de la clase RS:X regresó a Sevilla por carretera con su material, que además resultó dañado desde la primera manga de la competición al rompérsele la tabla en la primera salida, el pasado lunes, por lo que no ha tenido fortuna en esta Semana Olímpica de Hyeres.

"Por suerte, ha sido un susto muy grande, pero con final feliz. Puedo decir que le debo la vida a mi hermano, con el que ya mismo empezaré de nuevo a entrenarme para preparar la próxima gran cita del calendario, el Europeo de Turquía", ha subrayado, además de agradecer los numerosos mensajes de ánimo recibidos a través de las redes sociales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon