Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hermanados por el éxito

Logotipo de Marca Marca 16/06/2014 marca.com

Este fin de semana, el Mundial de motociclismo cumplía 65 años. Y en todos ellos, nunca dos hermanos habían triunfado el mismo día en dos categorías distintas. Hasta que llegaron los Márquez. Ya pudo suceder hace unos meses, cuando Álex logró su primera victoria en Japón, pero entonces, Lorenzo se impuso en MotoGP.

El domingo, el menor de la saga realizó una carrera apabullante de Moto3. Dominó de principio a fin, desde la pole a la bandera a cuadros en solitario. Precisamente, fue Marc quien le animó a fugarse. "Tengo la suerte de que me acuerdo mucho de las carreras de mi hermano. Sabía que hizo aquí una carrera muy parecida a la mía, en 2010 en 125cc. En este circuito si sacas medio segundo, no es como Mugello, que te lo recuperan, puedes seguir aumentando. Me la vi y dije: '¿por qué no?'", admitió.

El mayor se acercó al corralito a felicitarle y el de Estrella de Galicia 0,0 le recordó esta imitación. No es en lo único en lo que se le parece. También es ambicioso. Tanto que no descarta ni optar al título, pese a estar a 32 puntos de Miller: "Es el día perfecto y el fin de semana perfecto. Todo ha sido especial, mejor de lo esperado. El equipo me ha dicho que probara a escaparme. No tenemos que dar nada por imposible, hay que seguir luchando. Cada carrera para nosotros es una final para recuperar puntos".

Por primera vez, dos hermanos ganan simultáneamente © Por primera vez, dos hermanos ganan simultáneamente Por primera vez, dos hermanos ganan simultáneamente

Triplete del 'Rufea Team'
El gran día para los Márquez se completó con el triunfo de su amigo Rabat en Moto2. Es su compañero de entrenamientos en lo que llaman el Rufea Team. Es el nombre del circuito de dirt track donde entrenan en las afueras de Lleida. "Estoy muy contento por mi hermano, pero también por Tito. Quizá sentía más presión, porque decía: 'hoy podemos hacer el completo'. Querría hacer una cena para celebrarlo, pero no podré por el test. Rufea es sagrado. Jaume Curcó nos tiene siempre el circuito a punto y entrenamos cuando queremos. Mi padre viene a vernos y sólo chequea para que no hagamos el bestia", desvelaba Marc.

Eso sí, tanto Álex como Tito se unieron a los festejos con Marc y el equipo Repsol Honda. Parecía una competición de sonrisas en las que también estaban Julià y Roser, los padres de las criaturas que obraron el prodigio de los genes ganadores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon