Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Higuaín hace olvidar a Cavani en el Napolés a base de goles

AS AS 18/04/2014 As.com

Sustituir a Cavani, capaz de marcar 104 goles en tres temporadas, no era un reto fácil para Higuaín, que llegó al Nápoles tras el fichaje del uruguayo por el PSG. De Laurentiis pagó 37 millones de euros para asegurarse al argentino, que fue ídolo de la hinchada nada más pisar suelo italiano.

Para los tifosi napolitanos, enamorados de Maradona, un jugador argentino siempre tiene algo especial y alguien que dejó a un equipo poderoso como el Madrid por el club azzurro se merece todo su cariño.

El Pipita supo dar las gracias a sus nuevos hinchas no sólo en las entrevistas (“Aquí me siento querido e importante, tengo la confianza del técnico y de mis compañeros: era lo que necesitaba”) sino también en el césped: lleva ya 24 goles (17 en la Serie A, dos menos que el Pichichi Immobile) en 44 partidos, superando hasta al mismísimo Pelusa, que en su primera temporada italiana llegó a 17 tantos. No es sólo su gran contundencia lo que los napolitanos aprecian, Higuaín sabe jugar para el equipo, nunca se le ve egoísta y busca a sus compañeros (11 asistencias).

Desde su llegada al club napolitano, Higuaín se ha convertido en un héroe para la afición. © AFP Desde su llegada al club napolitano, Higuaín se ha convertido en un héroe para la afición.

Una actitud de líder que conquistó Nápoles: tanto sus lágrimas tras la eliminación de la Champions como sus celebraciones después de cada gol demuestran que está involucrado. Su garra también se nota cuando las prestaciones no llegan al nivel deseado, ya que Gonzalo pareció nervioso y enfadado en sus últimos cuatro partidos sin goles. Benítez intentó animarle antes del choque frente al Lazio (“Es fundamental para nosotros, sabe que tiene que dar más”) y la respuesta llegó: partido perfecto y primer hat-trick como napolitano.

El desafío que le queda es ganar la Copa italiana a la Fiorentina, aunque el verdadero reto es entrar en la leyenda llevando al Vesubio un Scudetto (no sucede desde 1990). Una misión que parece imposible, con esta Juventus imparable, pero quizá más real el año que viene. El Nápoles buscará refuerzos para completar la revolución de Benítez y los goles de Higuaín serán su mejor arma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon