Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hleb, historia de un fracaso

Goal.com Goal.com 04/11/2015 Nicolás de Marco
Hleb, durante su presentación como jugador azulgrana. © Goal.com Hleb, durante su presentación como jugador azulgrana.

Hay gente que debe hacer memoria para recordar quién fue Alexander Hleb en la vida del FC Barcelona. Tristemente para él, suele aparecer en las listas de 'peores fichajes' de la historia del gigante español. En Google se lo puede encontrar al lado de personajes ilustres como Chigrinskiy, Keirrison, Henrique o Maxi López. Lo cierto es que los números, y especialmente su rendimiento, no respaldaron los 16 millones de euros que pagaron en la Ciudad Condal para sacar al mediocampista bielorruso del Arsenal en 2008.

La temporada 2008/09 quedará en la retina de todos los aficionados del Barça, porque fue la primera de Pep Guardiola al frente del equipo catalán. También será inolvidable para Hleb, integrante esa aquella plantilla blaugrana campeona de todo. Con 34 años, volverá este miércoles al Camp Nou para defender los colores del rival culé en la Champions League, el BATE de Borisov.

Su llegada al Barcelona

Después de debutar en 1998 con el Dinamo Minsk (Segunda División) de su país natal, dio el salto a la Primera División recalando en su actual club, el BATE. Después de dos temporadas, llegaría a la élite del fútbol mundial: lo contrataba el Stuttgart de Alemania. Cinco cursos en la Bundesliga lo catapultaron a la Premier League, donde jugó para el Arsenal desde la campaña 2005-06 hasta la 2007-08.

Su desempeño con los Gunners le valió el milagro de fichar por el Barcelona, donde disputó 36 partidos y no marcó goles. Con los londinenses había firmado 10 dianas en 129 compromisos, por lo que sus estadísticas empeoraron drásticamente con los azulgrana. El gol no era su arma principal... porque Hleb no tenía arma principal.

Aunque perteneció al equipo español hasta 2012, sólo en su primer año vistió de azulgrana. Después fue cedido al Stuttgart, Birmingham y Wolfsburgo. Compartir plantilla con Lionel Messi, Andrés Iniesta, Thierry Henry o Xavi Hernández contribuyó a que en su palmarés figurase una Liga, una Copa del Rey y una Liga de Campeones, algo de lo que también puede presumir Douglas Pereira, por ejemplo.

Siendo justos, el bielorruso, a juzgar por los partidos jugados, tuvo bastante más participación que el ahora lesionado lateral brasileño.

Su participación en el triplete

Si hacer goles no era lo suyo, darlos tampoco lo era. Hleb sólo firmó tres asistencias durante los 1680' que jugó con el Barcelona, y todas ellas fueron en Liga: en un 6-0 al Valladolid, en un 0-3 al Sevilla y en un 4-0 al Valencia. Evidentemente, no se caracterizó por aparecer en libretos con mucho suspenso.

En la competición doméstica fue en donde más tiempo se le vio en campo, aunque más protagonismo tuvo en la Copa del Rey. Fueron 705 los minutos que repartió en 19 partidos ligueros, pero en 11 de ellos entró como suplente. Cierto es que se perdió algunos encuentros por la lesión que sufrió en la segunda jornada ante el Racing de Santander, tras una entrada de Pablo Pinillos.

En la Copa del Rey jugó ocho de los nueve compromisos del conjunto de Guardiola, y sólo se perdió la ida de los octavos de final contra el Atlético de Madrid. En el campeonato del KO disputó 572 minutos.

En la fase de grupos de la Champions League llegó a completar los 90' frente al Basilea (tercera y cuarta jornada), Sporting de Portugal y Shakhtar Donetsk (quinta y sexta, respectivamente). Pero en el tramo decisivo casi no figuró: 1' ante el Lyon, 12' ante el Bayern Múnich, 3' ante el Chelsea y no fue convocado para la final de Roma contra Manchester United. Eso hace un total de 376' en aquella edición del torneo continental.

"Fue culpa mía no seguir en el Barça"

Premiado como mejor jugador bielorruso en los años 2002, 2003, 2005, 2006, 2007, 2008, hace algunos días comentó qus su "carácter" no le permitió triunfar con la elástica de los catalanes.

“Con Guardiola siempre teníamos enfrentamientos. No lo escuchaba, me decía que hiciera clases de castellano para integrame al equipo y no las hacía, estaba muy nervioso”, señaló en una entrevista con Catalunya Ràdio.

“Fue culpa mía no seguir en el Barça por un tema de carácter, estaba estresado, tenía problemas en mi vida privada", agregaba. “Nos gritábamos con Guardiola, él esperaba de mí una cosa y yo no la hacía y de mala manera le decía que no, como un niño pequeño. Estaba ofuscado y no le hacía caso”.

Hace dos semanas, el todavía internacional por su país no pudo enfrentar a su exequipo en la tercera jornada de la Liga de Campeones por molestias físicas, pero el entrenador del conjunto de Europa Oriental, Aleksandr Yermakovich, ya avisó que Hleb gozará de minutos en el mítico feudo catalán. Aunque algunos lo hayan olvidado, para él será un partido muy especial.

MÁS EN MSN

Faustino Asprilla Los fichajes más decepcionantes del fútbol mundial

-Allegri a Morata: "Esto no es un desfile de moda"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon