Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Holanda suda para cazar a los 'canguros'

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 18/06/2014 Óscar Zárate

Holanda sudó la gota gorda para cazar a los 'canguros'. La selección australiana plantó cara a los de Louis van Gaal durante todo el partido. Después de la exhibición goleadora (1-5) del combinado 'oranje' ante los campeones del Mundo de Del Bosque, el segundo pulso del grupo B del Mundial de Brasil también fue prolífico en goles (2-3), aunque en esta ocasión cualquiera pudo ganar en el Estadio Beira-Rio de Porto Alegre.

Australia estuvo a punto de poner el grupo patas arriba ya que fue capaz de ponerse por delante en el marcador en los inicios de la segunda mitad con el gol de penalti transformado por Jedinak tras una mano inocente dentro del área de Daryl Janmaat. Viejos fantasmas aparecieron en el seno de una selección holandesa que aún no conocía la victoria ante los 'aussies', que les empataron en 2006 (1-1) y 2009 (0-0) y ganado en 2008 (1-2), todos ellos en encuentros de carácter amistoso.

Robben, una mortal flecha de titanio

El de este miércoles fue el primer duelo oficial entre estas dos selecciones y Australia casi le dio un serio disgusto a los de Van Gaal. Robben, el otrora holandés de 'cristal' convertido ahora en una mortal flecha de titanio con el balón en sus pies (¡que se lo pregunten a Casillas!), adelantó a los holandeses, pero la alegría sólo les duró 60 minutos, justo el tiempo que Tim Cahill tardó en poner el empate. El mito del fútbol 'aussie', que juega a sus 34 años en el New York Red Bulls, conectó una volea tremenda que se incrustó en la portería de Jasper Cillessen.

La peor noticia para los australianos fue que Cahill, líder espiritual y futbolístico de los 'socceroos', vio una tarjeta amarilla al borde del descanso por una fuerte entrada a un rival que le impedirá jugar el último partido del grupo ante España. El holandés Van Persie también se perderá por tarjetas el próximo encuentro frente a Chile.

Los 'canguros' demostraron que se viene a un Mundial a darlo todo. Ya habían dejado una buena imagen en su debut frente a Chile pese a caer derrotados (3-1). Su actitud fue de '10'. Los hombres de Ange Postecoglou, un técnico nacido en Grecia pero desde los cinco años de edad en Australia hicieron gala de una enorme valentía, velocidad y descaro.

El meta Ryan 'regala' el 2-3

El 2-2 de Van Persie, autor de un doblete contra España, sólo cuatro minutos después de que Jedinak pusiera en ventaja a los australianos con un penalti, espoleó a los 'oranje', que consumaron la remontada gracias a un zapatazo lejano de Menphis Depay, el delantero del PSV, que se la 'tragó' el meta Maty Ryan.

Los 'tulipanes' presentes en Porto Alegre, que durante muchos minutos se convirtió en 'Porto Triste', vieron llegar el 2-3 con la misma excitación y alegría que debió sentir su antepasado, el navegante holandés Willem Janszoon, cuando hace más de cuatrocientos años (1606) lideró el primer desembarco europeo registrado en el continente australiano, aunque algunos historiadores aseguran que los primeros fueron exploradores portugueses. 

Australia hizo bajar a la tierra a la Holanda que aplastó a España en el encuentro inaugural. Los 'oranje' consiguieron una victoria sufridísima  que les deja prácticamente en octavos ante un dignísimo rival que practicó un buen fútbol sin premio y que matemáticamente todavía no está fuera del Mundial de Brasil. Seguramente regresarán pronto a casa, pero con la cabeza muy alta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon