Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ibaka quiere forzar para jugar la final si se clasifican los Thunder

AS AS 20/05/2014 As.com

Los Spurs pasaron por encima de unos Thunder que vieron cómo se hacían realidad todos los miedos que les perseguían desde la lesión de Serge Ibaka en el sexto partido ante los Clippers. Sin el español de origen congoleño protegiendo la zona y el aro, los de Popovich tuvieron su mejor partido en porcentajes de todos los playoffs: 57’5% apoyado en 66 puntos sumados en la zona con un 33/49 que da vértigo si se piensa que los Thunder anotaron en todo el partido 37 canastas... totales.

Ibaka había sido pieza importante para que los de Oklahoma hubieran ganado diez de los últimos partidos, cinco seguidos, al rival tejano. Sin él, la rotación se queda aún más corta y Durant y Westbrook todavía más solos. Problemas mayúsculos para unos Thunder que jugaron la final de 2012 pero que no pudieron repetir en 2013 por otra lesión, esta vez de Westbrook. Ibaka, que se quedó en Oklahoma y que no viajó junto al equipo para los dos primeros partidos de la final del Oeste, está terriblemente afectado y muy frustrado por haberse quedado en fuera de juego justo en el momento decisivo de la temporada. Hasta el punto de que, según Adrian Wojnarowski, está dispuesto a desafiar los plazos aportados por los médicos y estar listo al menos para una hipotética final en caso de que sus compañeros hagan la machada ante San Antonio.

No va a volver, no aparecerá por esa puerta para ayudarnos…” dijo Scott Brooks tras la primera derrota en Tejas. Los médicos de los Thunder hablan de un período de recuperación que no debería ser inferior a un mes y que podría alargarse hasta dos. Y de hecho Sam Presti, general manager de la franquicia, ya filtró que quizá no vieran con buenos ojos que Ibaka estuviera a disposición de Orenga para el próximo Mundial de España. Sin embargo el jugador quiere probarse a finales de semana y está dispuesto a jugar con dolor para ayudar a sus compañeros, sobre todo en el citado caso de que los Thunder vuelvan dos años después a la gran final.

© RONALD MARTINEZ

En Oklahoma se cree todavía más probable un enfoque conservador que respete los plazos aportados por los médicos. Su lesión en el músculo plantar del gemelo es delicada, conocida en el mundo del deporte como tennis leg y peligrosa porque acostumbra a provocar recaídas y porque puede además mermar las condiciones atléticas del jugador, en este caso además la gran baza de Ibaka. Hasta el 15% de la población no tiene siquiera ese músculo y por eso los Thunder prefieren en principio un fin de temporada amargo antes que un desenlace aún más peligroso para el jugador, que tiene además firmados más de 36 millones de dólares para las tres próximas temporadas.

La Selección, mientras, espera. Orenga aseguró este pasado fin de semana y desde la Final Four de Milán que su primer paso será hablar con los Thunder y con Ibaka antes de tomar cualquier tipo de decisión.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon