Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Igualada llena de emoción en el Parque de los Príncipes

SPORTYOU SPORTYOU 06/04/2016 sportyou
Igualada llena de emoción en el Parque de los Príncipes © Getty Images Igualada llena de emoción en el Parque de los Príncipes

Paris Saint-Germain y Manchester City han empatado (2-2) en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. De partida, el choque presentó un escenario diferente al que se había dibujado en las previas. La ausencia de Verratti privó al PSG de una salida de pelota tan pulcra como suele ser habitual, y eso provocó que el Manchester City comenzase a robar la pelota en campo contrario y desplegarse con cierto peligro. Eso llevó a unos primeros compases con bastante ida y vuelta, un lapso de tiempo en el que el PSG reclamó dos penaltis.

El primero sobre Matuidi, el segundo, sobre David Luiz. El colegiado señaló el segundo -mucho más dudoso- pero Ibrahimovic no fue capaz de acertar, y Hart sacó el remate con una buena estirada. Lo que podía haber sido una explosión de ánimo favorable al conjunto parisino, espoleó a un Manchester City que siguió contragolpeando con muchísimo peligro. Una nueva pérdida, esta vez de Matuidi, dio con la pelota en los pies de De Bruyne, que con un remate seco puso el 0-1 justo antes del descanso.

El gol a favor del Manchester City y la proximidad del final de la primera parte parecían una noticia inmejorable para el equipo de Pellegrini. Sin embargo, en una salida de balón, Fernando cometió un error inexplicable, tardando mucho en realizar el pase y permitiendo que Ibrahimovic metiese el pie para sorprender a un Hart que estaba fuera de la portería, de modo que el choque se fue a la caseta en empate a uno.

En el arranque de segunda parte, el Paris Saint-Germain comenzó a tener algo más de control sobre lo que estaba pasando. Comenzó a jugar más arriba, juntó más pases en campo rival -mayor protagonismo de Ibrahimovic y Di María-, y en una acción a balón parado logró poner el 2-1, gracias a un remate de Rabiot. Pero la ventaja hizo acelerar a un Manchester City que por supuesto cuenta con grandes individualidades, y que pudo comenzar a jugar cerca de la portería defendida por Trapp, y tras un centro al área, Fernandinho consiguió poner el 2-2 en el marcador.

Dos goles fuera de casa eran una gran noticia para el Manchester City, que en los últimos minutos de encuentro si se juntó de forma más sólida cerca de su área. Sin embargo, el Paris Saint-Germain no consiguió vencer esa defensa del equipo inglés a pesar de poner cerco a la meta de Hart, que finalmente se lleva un resultado bastante positivo de cara a afrontar el partido de vuelta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon