Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inglaterra, entre la veteranía y la inexperiencia

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 12/05/2014 EFE

Guillermo Ximenis

Londres, 12 may (EFE).- El seleccionador de Inglaterra, Roy Hodgson, presentó hoy una lista para Brasil 2014 plagada de jóvenes promesas con la que esquiva cualquier crítica por presentar a un equipo demasiado veterano, pero le enfrenta a la responsabilidad de disputar un Mundial con una plantilla más inexperta de lo esperado.

Entre los 23 futbolistas elegidos para representar a Inglaterra en la Copa del Mundo se cuentan Raheem Sterling, el extremo del Liverpool de 19 años, el medio del Everton de 20 años Ross Barkley y el lateral izquierdo del Southampton Luke Shaw, de 18.

Este último solo ha acudido al combinado nacional en una ocasión, el pasado 5 de marzo, cuando disputó la segunda parte del amistoso ante Dinamarca en Wembley (1-0), mientras que Barkley ha disputado tres partidos con Inglaterra y Sterling dos.

Con todo, a los ojos de Hodgson han demostrado estar más en forma que futbolistas consagrados en la selección nacional como el defensa del Chelsea Ashley Cole, de 33 años, que ha quedado fuera del Mundial.

En la lista de siete suplentes que solo viajarán a Brasil si hay bajas de última hora figuran Jermain Defoe, del Toronto FC y de 31 años, así como Michael Carrick, de 32 (United), que no han logrado hacerse un hueco en una lista en la que tan solo cuatro futbolistas superan los 30 años, con mayoría de jugadores del United (cinco) y el Liverpool (cuatro).

El Manchester City, que ayer se proclamó campeón de la liga inglesa, tan solo aporta dos futbolistas al combinado inglés: Joe Hart, el indiscutible portero de los Tres Leones, y el centrocampista James Milner, que ha disputado 31 de los 38 encuentros de la Premier esta temporada.

Hodgson no ha querido renunciar al liderazgo de Frank Lampard (35 años) y Steven Gerrard (33) en el centro del campo, y ha confiado una vez más su ataque a Wayne Rooney, que a sus 28 años afronta su tercer Mundial y aspira a mejorar su imagen tras una temporada nefasta en los "diablos rojos", que han quedado fuera de Europa por primera vez en 26 temporadas.

El cambio generacional es una asignatura pendiente desde hace años en el combinado de los Tres Leones, una tarea que el italiano Fabio Capello había comenzado antes de marcharse dando un portazo en febrero de 2012.

Consciente de que su puesto está expuesto a las críticas afiladas de la prensa británica, Hodgson ha visto en Brasil 2014 la mejor oportunidad para acometer esa esperada renovación.

Inglaterra, en el Grupo D, se medirá el 14 de junio a Italia en el escenario amazónico de Manaos, al norte del país, un enclave caluroso y húmedo que pondrá a prueba la resistencia física de los futbolistas.

En esas condiciones climáticas extremas, probablemente serán los jóvenes quienes están en mejores condiciones de soportar los noventa minutos de un partido de máximo nivel.

Hacer un buen papel en Brasil, la misión a la que se enfrenta Hodgson, levanta tantas dudas en Inglaterra que el propio presidente de la Federación de fútbol (FA), Greg Dyke, ha puesto en duda que la selección aspire a ganar el torneo y deja esa meta para el año 2022.

Aún así, el preparador inglés asegura que su objetivo es levantar la Copa del Mundo el 13 de julio en Maracaná.

"¿Creo que este equipo puede ganar el Mundial? Sí. De otro modo, ¿qué sentido tendría llevar a un equipo al Mundial. De todas formas esto son palabras vacías, porque si le preguntas al resto de seleccionadores te dirán los mismo", dijo hoy Hodgson, que añadió que espera que su equipo "no decepcione al país".

Para contentar a los aficionados y los medios ingleses, el equipo nacional tendrá que superar los desengaños que ha cosechado en todos los Mundiales que ha disputado desde que en 1990 alcanzó las semifinales a las órdenes de Bobby Robson.

Especialmente doloroso es el recuerdo de la humillación ante Alemania en los octavos de final de Sudáfrica (4-1), así como la memoria de las seis ocasiones en las que Inglaterra ha caído eliminada en los penaltis en citas internacionales desde Italia 1990.

Los ingleses cayeron desde los once metros en las semifinales de aquel Mundial ante Alemania; en las semifinales de la Eurocopa de 1996, también ante los germanos; en los cuartos de Francia 1998 frente Argentina y, frente a Portugal, en la serie de cuartos de final de la Eurocopa de 2004 y en la misma ronda del Mundial de 2006.

Con la renovación de su plantilla, Roy Hodgson, de 66 años, se asegura al menos que podrá encomendar la tarea de lanzar una eventual tanda de penaltis a jugadores que no arrastren inseguridades de anteriores eliminaciones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon