Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inglaterra gana a Malta, pero aburre a Wembley

SPORTYOU SPORTYOU 08/10/2016 sportyou
Inglaterra gana a Malta, pero aburre a Wembley © Getty Images Inglaterra gana a Malta, pero aburre a Wembley

El partido era propicio para que la selección inglesa se redimiera de todo lo que la ha salpicado en las últimas semanas. La salida del equipo de SamAllardyce, después de haberse visto envuelto en un escándalo de corrupción, dibujaba un marco de rareza alrededor del encuentro que los "Three Lions" disputaron ante Malta, y que acabaron venciendo con menos brillo de lo esperado (2-0).

GarethSouthgate debutaba en el banquillo de Inglaterra -será entrenador interino durante los cuatro próximos partidos, tal y como anunció la federación-, e hizo una apuesta bastante ofensiva, quizás buscando un triunfo abultado que colorease su puesta en escena y, por lo tanto, que provocase mejores críticas entre la prensa.

Inglaterra salió con Rooney -uno de los grandes focos de debate durante la semana- jugando en el doble pivote junto a Henderson, con DeleAlli cerca de Sturridge, y Walcott y Lingard ocupando ambas bandas. El partido fue en todo momento controlado por el cuadro inglés, pero sin embargo la renta fue más corta de lo que por diferencia de nivel y dominio del duelo debía de haberse producido.

En gran parte, por el excelente encuentro que disputó Hogg, el meta visitante, que fue el principal motivo de que la renta no fuese más amplia. Antes de que DanielSturridge abriese el marcador en el minuto 28, el portero de Malta ya había salvado a su equipo hasta en tres ocasiones, destacando dos intervenciones, una frente a Rooney en el minuto 7, y otra soberbia ante DeleAlli en el 21. El 1-0 fue un gran cabezazo del ariete del Liverpool a pase de JordanHenderson.

La renta se amplió en el minuto 37, cuando DeleAlli recogió su propio rebote tras una buena intervención de Hogg -que antes le había detenido un remate franco a Lingard- para anotar el 2-0 que a la postre sería definitivo, y con el que el duelo se marchó al descanso.

La segunda mitad siguió un guión idéntico: el dominio territorial de Inglaterra era constante, pero el cuadro entrenado por Southgate no fue capaz de ampliar la ventaja. Hogg siguió destacando -especialmente hizo una excelente intervención ante Walcott en un uno contra uno mediado el segundo acto- y finalmente Inglaterra, aunque se llevó los tres puntos, no convenció en el debut de Southgate.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon