Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inglaterra no es tan fiera como la pintan

SPORTYOU SPORTYOU 15/11/2016 David de la Peña
Inglaterra no es tan fiera como la pintan © Getty Images Inglaterra no es tan fiera como la pintan

Pocas han sido las veces que la selección inglesa ha vivido momentos de tranquilidad y el actual es uno de los más inestables de los últimos tiempos. En tan solo cinco meses, los “Three Lions” han tenido que vivir la humillante eliminación de la Eurocopa de Francia a manos de Islandia -un equipo a años luz en cuanto a recursos-, y la salida de SamAllardyce, después de que el ya exseleccionador fuese grabado explicando cómo burlar las reglas de la Football Association en materia de traspasos.

El escándalo, sumado a la profunda crítica que la prensa llevaba a cabo desde el punto de vista deportivo, ha hecho que en los últimos meses la situación se haya vuelto, en algunos momentos, irrespirable. En medio de la vorágine, la Federación decidió nombrar de forma interina a GarethSouthgate -hasta entonces entrenador del equipo sub 21- como seleccionador nacional. El arranque no fue del todo positivo, y aquello echó más leña al fuego

En su debut, Inglaterra ganó a Malta 2-0, pero el partido en absoluto convenció a los asistentes a Wembley, que esperaban una victoria mucho más amplia ante un rival inferior. Aunque las dudas se instalaron definitivamente después del siguiente encuentro, cuando Inglaterra empató a domicilio frente a Eslovenia, con un Hart absolutamente estelar que salvó al equipo de una derrota que habría complicado el camino a Rusia 2018.

Las cosas comienzan a calmarse

En fútbol las cosas cambian rápidamente, y el contundente triunfo que Inglaterra obtuvo ante Escocia ha hecho que muchos sectores de la prensa hayan pedido a la Federación que le de a Southgate el puesto de forma definitiva. Algunos argumentan, principalmente, que lo que se necesita en este momento es estabilidad, y otros que, aunque en el pasado reciente se haya acudido a entrenadores con gran caché -como FabioCapello- los éxitos no han llegado.

En cualquier caso, un gran triunfo siempre calmas las aguas, y más cuando se trata frente a un rival local como Escocia. Bien es cierto que Inglaterra no brilló, y que de hecho, otros muchos sectores de la prensa criticaron el juego del equipo -con el 1-0 Escocia tuvo alguna buena ocasión para igualar, mientras que los tres tantos del equipo inglés llegaron tras remates de cabeza-, pero en comparación a lo que se estaba viviendo con anterioridad, puede asegurarse que España visita a los ingleses en su momento más calmado, con diferencia, de los últimos meses.

El problema: el nivel

En cualquier caso, el gran problema del actual combinado inglés tiene que ver con el nivel de sus futbolistas. La exigencia de prensa y afición quizás no se corresponde con la calidad de la actual plantilla. Rooney es su gran estrella, y es indiscutible que ha pegado un bajón con respecto a sus mejores momentos -ha visto muchos partidos del Manchester United desde el banquillo-, mientras que Hart, el otro jugador que gozaba de condición de 'crack' dentro de la Premier League, ha tenido que salir por la puerta de atrás y acabar jugando cedido en el Torino.

El grupo fuerte del Tottenham -Walker, Rose, Dier, DeleAlli y HarryKane- es un buen pilar sobre el que construir, pero aún está por ver si consiguen llegar al nivel de generaciones como las de España o Alemania, campeones del Mundo en la última década. Más allá de los problemas extradeportivos que puedan envolver al equipo, es evidente que lo que necesita Inglaterra es dar un paso adelante en su base, para conseguir contar con jugadores de primerísimo nivel mundial. Algo que, ahora mismo, no tiene.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon