Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Insuficiente

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 12/05/2014 Lobo Carrasco

Ambiente digno de toda una final en el estadio ilicitano del Martínez Valero para intimidar a un Barça que des de el inicio se puso a jugar la pelota pero sin poder salvar el acoso de Carlos Sánchez, Rubén Pérez y del resto de compañeros que protegían al meta Manu Herrera. El Elche de Fran Escribá hizo el partido táctico-físico que les pidió a sus jugadores: líneas juntas intentando ganar metros adelantando a Suárez, Lombán, Pelegrín y Cisma para llevar al equipo de Tata Martino hacia las bandas y no despegarse de sus centrocampistas e intentar sorprender nada más robar la pelota buscando la velocidad de Rodrigues, Carles Gil y Coro. Dificultades a veces muy evidentes para que Iniesta, Cesc y Busquets pudieran cargar de fútbol a Pedro y Alexis y, sobre todo, encontrar cerca del área a Messi. Muchas intenciones verticales que sólo se tradujeron en un remate de empeine limpio al larguero anotado a Andrés Iniesta desde la media luna del área. Era insuficiente, faltaba sobre todo solvencia regateadora para desordenar el entramado zonal defensivo local.

Problema insalvable

Un momento o un detalle pueden decantar un partido pero si estás concentra do todos los minutos del encuentro las posibilidades de que el conjunto rival te haga gol se reducirán notoriamente. Afortunadamente para Pinto, eso sucedió ayer. Sus compañeros estuvieron siempre 'metidos' (¡no faltaba más!) y pese a no forzar errores de consideración en la zaga de Escribá, el trabajo sin pelota del grupo resultó mucho más incómodo para el equipo anfitrión. Volviendo al ataque, faltaba el gol que pusiera premio al a insistencia para saltar al guión preparado por Tata Mar- tino. La culpa del empate se la asignamos a Manu Herrera que fue quien salvó los problemas creados por Leo Messi. Salidas tan oportunas como valientes, despejes intuitivos y una autoridad en las áreas plausible. Héroe para la afición, problema insalvable para el F.C.Barcelona...

Un ojo en el balón, otro en el Calderón

El segundo tiempo necesitaba algún cambio viendo que el cambio de vía final ejecutado por Messi en vez de chutar y chutar, velocidad y habilidad no rompió el numerador. Tello fue el elegido para aprovechar el cansancio local y Xavi para poner frialdad en la desesperación que estaba empezando a provocar el reloj. La respuesta de Escribá fueron los tres cambios para mantener el tono físico con Rivera, Fidel y Boakye para explotar los espacios que el riesgo asumido por Alves, Bartra o Adriano iban a 'ofrecerle'. Presentó la ocasión de la tarde para Rodrigues pero el remate salió por encima del travesaño. El Barça, tan acelerado como el reloj porque del gol del Málaga pasaron a oír empate en el Calderón. A un gol de perder la Liga y¡ milagro! el Atleti tampoco pudo batir a Caballero cuando más lo necesitaba. El Elche cerró el partido sabiendo correr para incomodar hasta el pitido final y el equipo blaugrana acabó sin dejar esa sensación dé poderío que necesita. Los números lo buscan, el fútbol no lo metió en la euforia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon