Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Iraola: "Si Agirretxe ha dicho 1-2, entonces yo voy a decir 2-1"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/05/2014 Endika Río
Photo © Image MundoDeportivo.com

El primer derbi de la historia del nuevo San Mamés está a la vuelta de la esquina. Un marco inmejorable para que el Athletic festeje con su público la cuarta plaza y el consiguiente billete para la previa de la Champions. Pero sin presiones. "Nosotros tenemos el objetivo de la temporada cumplido. Sería un partido precioso que nos podría servir como broche final de la temporada ante nuestra gente. Serviría para redondear el buen año que hemos hecho", ha asegurado Andoni Iraola.

El de Usurbil tiene unos cuantos derbis en sus piernas. Pero uno está guardado en su memoria. "Mi mejor recuerdo es uno que ganamos 0-2 en Anoeta. Estábamos muy abajo en la tabla y para nosotros, en aquel momento fue muy importante", confesó el lateral, que firmó los dos goles del Athletic en aquella cita en tierras donostiarras en la campaña 2006-07.

Las relaciones entre los vestuarios rojiblanco y txuri urdin son cordiales. Hay buen rollo. Agirretxe se atrevió a pronosticar un resultado para el encuentro en San Mamés. Iraola recogió el testigo: "Si él ha dicho 1-2, entonces yo voy a decir 2-1 (risas)".

La consecución del pasaporte para la previa de la Champions aún está reciente pese a haber sido hace ocho días. El usurbildarra califica la campaña como "fantástica" tras lograr un éxito inesperado: "Al principio de la temporada pocos preveían que podíamos estar ahí, pero el equipo ha seguido una línea muy regular, sin grandes altibajos y al final ha llegado el premio". Una recompensa que llegó en Vallecas tras "un partido precioso con una buena hermandad entre las aficiones".

Sueña con Anfield y el Allianz

Los futbolistas rojiblancos centran su atención en la previa de agosto. Tienen un ojo puesto en los posibles rivales. "Está claro que te interesa, aunque hay que hacer tantos cálculos que es muy difícil saber quién puede tocar. Aún así, esto es la Champions y todos los equipos a los que nos enfrentaremos son muy potentes, por lo que tenemos que estar preparados a un nivel muy alto", señaló el zaguero. Una ronda que es la llave para la fase de grupos. Ahí Iraola tiene sus preferencias: "Me gustaría jugar en estadios en los que todavía no he tenido la suerte de jugar, como por ejemplo en Anfield contra el Liverpool o en el Allianz Arena del Bayern. Son equipos contra los que siempre he soñado poder jugar".

El objetivo del curso a nivel colectivo está atado. En lo personal, el lateral admitió que "poco más" puede pedir. Sin embargo, sí quiere un último deseo: "Ahora que jugamos el último partido en San Mamés, que es un derbi y encima allí perdimos en la primera vuelta, una victoria ante nuestra gente sería redondear la temporada"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon