Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jaume Doménech: los obstáculos de 'El gat d'Almenara'

SPORTYOU SPORTYOU 14/12/2015 Chema Mancha
Jaume Doménech: los obstáculos de 'El gat d'Almenara' © Getty Images Jaume Doménech: los obstáculos de 'El gat d'Almenara'

Jaume Doménech ha irrumpido en La Liga como una de las figuras de la competición. El canterano del Valencia se ha proclamado con sus actuaciones como salvador de su club esta campaña. Sus paradas milagrosas han provocado que el Valencia sea el segundo equipo menos goleado de la competición con 12 goles en contra, sólo por detrás del Atlético que ha encajado 7, a pesar de que marcha clasificado en una discreta octava posición.

Ayer en Eibar volvió a rescatar a su equipo con dos paradas antológicas; una a Sergi Enrich a bocajarro y la otra el penalti que le saca a Berjón. Gracias a eso el Valencia pudo empatar a uno y traerse un punto de un encuentro que estaba prácticamente perdido.

Pero llegar hasta esta situación no ha sido fácil para Doménech. El conocido ya con el sobrenombre de 'El gat d'Almenara' (el gato de Almenara, su pueblo natal) llegó al equipo en septiembre de 2013 procedente del Huracán Valencia. Entonces llegaba un portero joven y con experiencia ya en segunda división B para reforzar el filial y los entrenamientos del primer equipo.

En su primera pretemporada ya le demostró a Djukic, el entrenador de entonces, que estaba listo para asumir el reto. Sin embargo no confió en él y de hecho le hizo pasar uno de los tragos más amargos de su carrera. En un encuentro en Mestalla contra el Rayo se lesionó Diego Alves en la primera mitad y salió a calentar para sustituirle, pero entre Djukic y el propio Alves decidieron que el brasileño acabara el encuentro aunque fuera lesionado mientras que Doménech calentó al menos 70 minutos en la banda de Mestalla.

Después llegó Pizzi y Jaume ya comenzó a ser un asiduo de los entrenamientos del primer equipo a pesar de que seguí jugando con el filial los fines de semana. Los compañeros alucinaban con su destreza y sus reflejos. Incluso un día se quedaron varios jugadores lanzándoles penaltis en Paterna y detuvo siete de forma consecutiva...

Con la llegada de Nuno en verano de 2014 la cosa no cambió. Jaume Doménech hizo una grandísima pretemporada destacando con grandes intervenciones. Pero el club, que había vendido a Guaita ese verano, no le despejó el camino sino lo taponó con el fichaje de Yoel del Celta de Vigo por más de un millón de euros. 'El gat' asumió su rol y volvió a alternar entrenamientos con el primer equipo con los partidos del fin de semana con el filial.

La última piedra en el camino que ha sufrido Jaume tuvo lugar este verano. Nuno ya no confiaba en Yoel y Alves tenía el ligamento roto, así que en vez de darle la confianza al canterano se fue al mercado a fichar al australiano Ryan por ocho millones de euros.

Pero si en algo destaca el de Almenara es en su fortaleza mental. Tampoco se vino abajo con ese contratiempo y a pesar de que partía en pretemporada como cuarto portero del Valencia volvió a destacar y la lesión de Ryan le dio la oportunidad que tanto tiempo había buscado. Jaume la aprovechó y hoy ya nadie duda de su capacidad. Sólo Nuno, que en su último partido como técnico del Valencia volvió a darle la titularidad a Ryan, parecía oponerse a esta realidad.

Guardameta de apariciones prodigiosas, un poco falto de técnica académica pero con ángel. 'El gat d'Almenara' hace de momento que el proyecto deportivo de Peter Lim se mantenga con vida esta temporada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon