Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jenson Button: “Sería un reto tener a Alonso de compañero”

AS AS 24/05/2014 Manuel Franco
Photo © Proporcionado por AS Photo

Dicen ellas, y los pocos que reconocen la belleza masculina en este universo de la Fórmula 1, que es el piloto con más clase del Mundial, un hombre guapo, con talento y campeón del mundo. ¿Quien no quiere ser Jenson Button? Pero este año no está siendo bueno, falleció su padre uno de sus mayores apoyos y deportivamente en McLaren también padecen la maldición de las escuderías legendarias. En 2015 todo puede cambiar y Jenson quiere estar ahí para disfrutarlo. Aquí nos habla de la vida, del tiempo, del futuro y, por supuesto, de Fórmula 1. El señor Button, con todos ustedes…

—¿Cuánto trabajo y dinero cuesta mejorar una décima o un segundo el coche?

—Cuesta mucho dinero mejorar una décima, y no digamos ya un segundo, por supuesto. Lo que asusta, lo que sorprende de la F-1 es que, desde los coches de atrás de la parrilla hasta los más punteros, el tiempo por vuelta es muy parecido en realidad. Eso muestra qué competitivo es este deporte y qué complicado. Hay mucho desarrollo de los ingenieros para hacer que el coche sea más rápido, incluyendo los motores, la aerodinámica, la mecánica, el ahorro de combustible. Es un trabajo en el que se buscan siempre los límites...

—¿Cuantifíquelo en dinero?

—No me atrevería a decir cuánto cuesta una décima, pero sí podría contestar que cada equipo gasta entre doscientos y trescientos millones de euros cada año, algunos más y otros menos, claro.

—¿Qué le resulta más fácil: mejorar su tiempo en un triatlón o hacer una vuelta más rápida en F-1?

—El triatlón, porque se trata de uno mismo y del físico.

—Pero el talento lo tiene para ir rápido en un coche.

—Sí, pero como he dicho antes, en la F-1 dependes del coche. Es un deporte de equipo. Y todo el mundo tiene que hacer un gran trabajo. Si una persona no hace un trabajo tan bueno como los otros equipos, es difícil mejorar. La F-1 es más complicada en términos de ser más rápido. A veces no nos damos cuenta de hasta qué punto.

—Hablando de la importancia del tiempo, ¿cuál es su momento en la vida, ese instante eterno?

—Tengo la suerte de tener más de uno, hay algunos... muchos aquí en la F-1. Creo que cuando fui elegido por Frank Williams para pilotar un F-1 es uno de ellos, fue increíble, llamar para contárselo a mi padre primero, al que tanto recuerdo, y luego llamar a mi madre fue algo muy especial. Desde entonces ha habido muchos.

—¿El de ser campeón?

—También, pero hay algunas victorias que quizá son momentos igual de especiales o más. Ganar en Mónaco, en Spa, en Suzuka, pero sobre todo ganar en Canadá en 2011, en la carrera más larga de la historia donde tuve cinco paradas en boxes, una penalización con ‘drive through’, fui último en dos ocasiones y al final gané la carrera. Tengo muchos buenos recuerdos en mi carrera profesional.

—Una carrera profesional a la que, algunos dicen, no le queda mucho recorrido.

—Bueno, eso no es cierto, de momento quiero estar aquí en 2015. He trabajado durante muchos años con Honda y sería muy emocionante trabajar con ellos de nuevo en el futuro. Me encuentro aún joven, estoy fuerte, ¿por qué iba a retirarme?

—¿McLaren será su último equipo en la F-1?

—Es mi intención sí, retirarme en McLaren y ayudar a que vuelva a ser el equipo que siempre ha sido.

—¿Piensa en lo qué sucederá después de la F-1?

—Lo piensa más Richard, mi mánager, que yo, desde luego. Aún tengo muchos años por delante y ahora es más importante pensar en la competición, en ir más deprisa y ver qué podemos hacer con el coche.

—Pero algo habrá que le gustaría más. ¿Jefe de equipo?

—No sé. Me gustaría trabajar con los jóvenes pilotos, creo que si un campeón del mundo les dice lo que deben hacer quizá le escucharán, ¿no cree?

—Debería ser así. ¿Cómo le gustaría ser recordado?

—Como alguien que tenía talento, que fue afortunado por un don que tenía, que trabajó para superarse a sí mismo. Para mí es algo mucho más importante que simplemente conducir un coche más rápido. Me gustaría que me recordasen como un piloto que dio todo, que siempre quería aprender y mejorar como piloto, pero lo más importante en la vida es ser una buena persona.

—No está mal. ¿Cuál es su objetivo para este año?

—Creo que nuestro objetivo es ganar una carrera. Va a ser complicado. No será un milagro si lo logramos, pero casi. Pero los milagros suceden. El equipo está trabajando mucho para que se produzca. Hacer podio es un objetivo más cercano, pero creo que todavía hay opciones de ganar una carrera.

—Está difícil por este Mercedes tan increíble, ¿es aún mejor que aquel Brawn GP con el que fue campeón en 2009?

—No, éste es mejor. Seguro. Es increíble. Un segundo más rápido que cualquier otro coche. Es enorme.

—¿Mejor que el Red Bull de la segunda parte de 2013?

—Mejor que el Red Bull del año pasado definitivamente. Han invertido mucho dinero para tener el coche más rápido y destruir a todos.

—¿Título para Mercedes?

—Creo que sí. Si alguien derrota a Mercedes este año, será un equipo excepcional.

—¿Hamilton o Rosberg?

—Difícil de decir. Lo que está claro es que será una batalla bonita, no sólo en la pista. Habrá, si no lo hay ya, juegos mentales. Hubo cosas que Hamilton probó conmigo. Funcionaría en algunos pilotos, otros se volverían más fuertes al reírse de ello, ese es su trabajo. Creo que Nico es lo sufi cientemente inteligente para saber si Lewis está haciendo juegos psicológicos o no, así que eso le puede ayudar o hacer daño. Puede acabar hartándose o aprovecharlo.

—Ya se da el título a un Mercedes y mucha gente dice que la F-1 es aburrida.

—¿Usted lo cree?

—No, se juegan la vida y eso nunca puede aburrir, aunque algunas carreras lo han sido.

—La F-1 actual es mucho más entretenida que hace diez años. Los V10 sonaban mejor, eran más espectaculares, pero había menos emoción. Bahrain fue de lo mejor de los últimos tiempos y ha sido este año. Hay críticas que no entiendo.

—¿Es cierto que pudo firmar por Ferrari el año pasado?

—(Se ríe, una de esas risas que dicen, no te puedo contar la verdad). No, tenía contrato.

—¿Será Alonso piloto de McLaren el año que viene?

—Tiene contrato con Ferrari.

—Sería un buen compañero de equipo, ¿no cree?

—Sí, sería una gran reto tener a Fernando como compañero de equipo. Primero, porque es muy rápido, con mucho talento. Hemos pilotado juntos desde que empezamos en la F-1 y me gusta como es: inteligente, competitivo, muy grande...

—Tras tener a Hamilton...

—Me gustó mucho trabajar con Lewis y teníamos una relación laboral dura, que te hacía mejorar. Sería similar si Fernando y yo fuéramos compañeros de equipo, sólo similar.

—Hasta Dennis le da la bienvenida... ¿El regreso de Ron ha sido bueno para el equipo?

—Sí, ha sido bueno para el equipo. He pasado más tiempo este año con Ron que en los últimos cuatro años. Tiene mucha experiencia, entiende cuál es el trabajo que hay que hacer en este equipo, es muy seguro de sí mismo y te transmite confianza. Consulta conmigo muchas cosas sobre el equipo, sobre lo que va a pasar en el futuro. Estoy muy contento con el regreso de Ron.

—¿Qué cosas que no cuestan dinero, le hacen feliz?

—Los amigos y la familia. Siempre están ahí y no tienen nada que ver con el dinero. Eso es lo más importante.

—Porque todo puede cambiar en un instante...

—Sí, todos lo sabemos. Es lo mismo que en F-1, la vida es como un símil de este deporte. En un segundo puede explotar el motor o reventar las ruedas y pierdes, pero también puedes ganar en un instante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon