Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jerez, otra muesca más en el revólver de Marc Márquez

AS AS 04/05/2014 Mela Chércoles
Photo © Proporcionado por AS Photo

A Márquez le oyes decir a Roser nada más quitarse el casco un enternecedor “felicidades mamá” y hasta te parece un niño bueno, pero nada más lejos de la realidad... Al menos cuando va subido a la poderosa Honda que él pilota como nadie más, como los mismísimos ángeles. En esos casos es un pistolero sin piedad, de gatillo rápido, que aniquila a sus rivales en un suspiro, sin importar siquiera que quien más se atreva a plantarle cara sea su admirado Rossi, el primero de los mortales ayer en Jerez, lo que ya es un éxito viendo como estaba no hace mucho.

El duelo entre ambos, y con algún osado más como Dovizioso o Lorenzo, duró dos vueltas. Ni más ni menos. Eso es lo que hubo de emoción en lo relativo a la victoria, porque a partir de ahí el campeón y líder destacado de MotoGP, ahora con 28 puntos de ventaja sobre Pedrosa, marcó cuatro vueltas rápidas consecutivas que le sirvieron para poner pies en polvorosa, para abrir un hueco que llegó a rozar los cinco segundos y acabar regulando esa ventaja para cruzar la meta con segundo y medio de ventaja sobre Rossi y Pedrosa.

La Ducati de Dovizioso fue la más rápida en llegar a la primera curva, pero la Honda con el 93 se puso delante antes de la segunda, de nombre Michelin. Rossi también se quitó rápido a su compatriota de en medio. Lorenzo hizo lo propio con un interior de órdago en Sito Pons, recuperando así el terreno perdido en la arrancada por levantarse más de la cuenta su rueda delantera. Al llegar a la frenada de Dry Sack, El Doctor le pegó un hachazo al Pequeño Genio que éste le devolvió en el viraje de entrada a meta. En la segunda vuelta también hubo lío, porque Marc se coló ligeramente en Expo 92 y Valentino pudo adelantarle por dentro al llegar a la segunda, con ligero toque incluido, que hizo que el español se abriera más de lo que hubiera deseado, facilitando que Lorenzo también le adelantara…

Hacía mucho que no se veía a las dos Yamaha oficiales dominando la carrera, pero esa imagen apenas perduró en el tiempo, porque sólo un viraje después Marc rebasaba de nuevo a Jorge. Volvía a tener por delante a Valentino, el mismo con el que ya se había pasado y repasado. Aquello sirvió para constatar que tanto uno como otro ya levantan pasiones a partes iguales, bramando la grada de manera parecida en cada sus adelantamientos. Quedaba el definitivo, en la frenada de la recta de atrás, donde Rossi se la había jugado a él en la primera vuelta. Fue una pasada limpia y exenta de riesgo, la antesala de su escapada en solitario para marcar así otra muesca en su revólver, justamente la que le faltaba, la de Jerez, donde nunca había vencido un gran premio, así que ahora ya no queda un solo circuito del calendario actual que no haya conquistado.

A partir de ahí sólo quedaba saber quiénes serían sus acompañantes en el podio. Pedrosa fue de menos a más y le dio para llegar hasta Lorenzo y deshacerse de él con facilidad. El mallorquín cumplía 27 años y no lo celebró a su gusto, porque su cuarto final le dejó decepcionado. Dani, por su parte, siguió escalando hasta llegar a la estela de Rossi, pero no encontró la forma de meterle siquiera rueda en la última vuelta, dando además el italiano una lección sobre cómo se cierra la puerta en la última curva.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon