Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juventus - Bayern: claves de un choque sin favoritos

SPORTYOU SPORTYOU 23/02/2016 sportyou
Las claves del Juventus - Bayern © Getty Images Las claves del Juventus - Bayern

Cuando el pasado mes de diciembre se produjo el sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones, la sensación fue que el bombo había deparado un Bayern - Juventus que dejaba a los italianos con muy pocas posibilidades. Sin embargo, dos meses después, las sensaciones son radicalmente opuestas. La Juventus se ha rehecho gracias a quince triunfos y un empate en los últimos dieciséis partidos en la Serie A, mientras que el Bayern -que sigue dominando la Bundesliga- ha perdido algunas piezas importantes, sobre todo en el centro de la defensa. Este cambio de dinámica en los italianos y el los equilibrios que -una temporada más- deberá hacer Pep Guardiola por culpa de las lesiones nos ofrecen un escenario mucho más igualado.

El ánimo está del lado de la Juve

La espectacular racha de la Juve es, evidentemente, el primer motivo para esperar un gran entusiasmo y convicción de su lado. El segundo argumento de peso es su rendimiento en la anterior edición de la Champions, la mejor después del Moggigate. Eso ayudó a despejar los fantasmas que se habían instalado en el club de la Fiat en los dos últimos lustros. Eliminar al Real Madrid en las semifinales ha devuelto a la Juve al lugar que merece, y la fijación por el éxito continental tras la derrota frente al Barça en la final supone un aliciente tremendo. Podríamos esperar, por tanto, un inicio agresivo ante su afición y una posesión de balón más repartida de lo normal teniendo en cuenta que enfrente está el Bayern de Guardiola.

La defensa del área de la Juve y el desborde del Bayern

Teniendo en cuenta ese importante factor emocional, cabe esperar también fases en las que el tremendo poso de los Xabi Alonso, Thiago Alcántara o Philipp Lahm lleve a momentos en los que el Bayern tenga la pelota cerca del área rival de forma constante. Ahí aparecen dos elementos decisivos. En primer lugar -y esperando a que llegue Chiellini, que está en la recta final de la recuperación de una lesión- la Juventus ha demostrado ser un equipo realmente competitivo defendiendo su área. El propio Chiellini más Barzagli o Bonucci y la categoría de Buffon hacen a la Juve un equipo ultracompetitivo para despejar centros o proteger su frontal tras los rebotes. Que el Bayern cargue el área con Lewandowski, Müller o Vidal es temible, pero la Juve competirá bien ante ellos. Aparece, por tanto, la figura de los extremos: Douglas Costa -principalmente-, Robben o Coman podrían ser decisivos para, con su regate, generar esa incertidumbre que permita un remate franco.

El dibujo de la Juventus

Desde que llegó al banquillo de la Juve, Massimilliano Allegri ha alternado zagas de cuatro y cinco hombres. Habrá que esperar hasta el último momento para ver cuál elige. Los tres centrales garantizan un efectivo extra para defender el área, pero implica un problema que podría ser grave frente a Guardiola: significa retirar un efectivo del centro del campo, por lo que el Bayern tendría más sencillo encontrar esa cadena de pases que acaba juntando al equipo cerca del área rival, justo lo que quiere el técnico español.

Cuadrado, Morata y las bajas del Bayern

Otra de las dudas importantes a la hora de analizar el partido está en la elección de la pareja de laterales juventina. Lichtsteiner -o Barzagli cumpliendo ese papel- más Evra son las alternativas más defensivas, pero la opción Cuadrado -si bien no como carrilero, sí en el once- es un perfil de jugador que suele hacer daño al Bayern. Su enorme velocidad tanto con la pelota conducida como desmarcándose en profundidad hacen de él un elemento temible en espacios abiertos, situaciones que a priori la Juventus debería de encontrar. Al colombiano debería de sumarse Álvaro Morata, el atacante que -lanzado por Dybala- debería de cumplir con el papel de dar profundidad a su equipo de forma constante. Dos piezas que, de estar acertadas, pueden suponer un quebradero de cabeza para un Guardiola que cuenta con las bajas de Badstuber, Boateng o Javi Martínez.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon