Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kameni: "No dejaré que me bajen el sueldo"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 02/05/2014 Josep M. Serra
© Image MundoDeportivo.com

Carlos Kameni, portero del Málaga y ex del Espanyol, explotó al confesar que está harto de ser el suplente de Willy Caballero, y añadió que, si sigue en La Rosaleda, no está dispuesto a bajarse su ficha, que es la más alta de la plantilla andaluza.

“El dinero que he cobrado hasta ahora me lo he ganado, no me lo han regalado. Me lo estoy ganando cada día currando en todos los entrenamientos. Esta situación no la he buscado yo, no es culpa mía. No voy a pedir que me paguen algo por los dos años que me quedan de contrato y que aún no he jugado. Nos sentaremos, pero no permitiré que me bajen el suelo porque es lo que está estipulado en el contrato. Repito que esta situación no la he provocado yo”, comentó Kameni.

El portero africano desveló que está dolido porque no le dejaron salir en invierno. "Yo he respetado la decisión de la directiva, pero me jodió dejarme entender que podía salir y luego cerrarme la puerta. Eso me dolió porque soy futbolista. Soy jugador del Málaga y decide la directiva, pero si me dices A hoy, no me vengas mañana a decir B, porque al final vamos a vivir sin confianza y a decir que todo lo que me digas me lo tienes que firmar".

Kameni confirmó que tiene dos años más de contrato porque existe una cláusula que alargaba su contrato, que en principio acababa este junio. "Tengo dos años más de contrato, hasta junio de 2016, y lo que quiero es jugar. Ya he sufrido mucho y no voy a aguantar más. Al final de Liga hablaremos. Que siga o no depende de lo que me vayan a proponer, pero seguir de suplente aquí de esta forma no lo voy a aguantar. No es un momento crucial, en el fútbol no hay momento crucial, pero necesito jugar. Trabajo cada día como si fuera a jugar el domingo, después es el técnico el que decide ponerme o no. Pero trabajo con la misma intensidad y ambición".

"Llevo dos años aguantando esta situación sin decir nada, respetando a mi compañero que está jugando y respetando las decisiones del entrenador, a mi equipo. Pero ha llegado un momento en el que no puedo más, así que vamos a hablar y encontrar una solución", explicó en Radio Marca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon