Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kike Sola vuelve a sonreír

Marca Marca 27/05/2014 marca.com

El final de temporada ha traído una sonrisa para Kike Sola. El de Cascante, uno de los fichajes de la temporada, ha pasado demasiado tiempo en el dique seco a causa de dos graves lesiones musculares y una recaída. El delantero apenas ha podido disfrutar como rojiblanco y dejará el curso con 5 partidos de Liga, 4 encuentros de Copa. En la campaña de su regreso al Athletic, club en el que militó en categorías inferiores, solo ha podido marcar un gol: curiosamente lo hizo ante Osasuna, el equipo con el que jugó hasta la pasada temporada.

El futbolista de Cascante podría ser una de las novedades de Ernesto Valverde de cara al partido con el que el equipo despedirá la temporada mañana en Bermeo frente al Gernika. "Es algo que tenemos que valorar. La verdad es que Kike va cada día mejor y me gustaría que pudiera irse de vacaciones con un buen sabor de boca, pero todavía no hemos tomado ninguna decisión", ha destacado el entrenador. El futbolista está por la labor de jugar frente al Gernika y para dar muestras de que cada día se encuentra mejor, completa los entrenamientos del grupo sumando minutos de carrera con los lesionados. Es lo que hizo, por ejemplo, el pasado viernes acompañando a Muniain y a Xabi Clemente, el preparador físico que ha tenido más cerca durante la presente temporada.

El punta olvida su lesión © El punta olvida su lesión El punta olvida su lesión

Desde el primer momento
Sola se lesionó en septiembre de 2013 y no volvió al equipo hasta la vuelta del parón navideño. Dos lesiones musculares han sido su particular calvario: en septiembre sufrió una rotura miofascial en el gemelo de la pierna izquierda, de la que recayó en noviembre, y en marzo, con apenas dos meses de competición tras su regreso, se dañó el músculo semitendinoso de la misma pierna. El alto índice de lesionabilidad hizo que los médicos decidieran una recuperación calmada para evitar futuros trastornos. Los controles que le han realizado y su actividad durante los entrenamientos dejan claro que se encuentra recuperado, aunque con la lógica falta de ritmo.

Valverde le necesita para el próximo año, que estará cargado de intensidad competitiva. El navarro llegará a las vacaciones pletórico de moral y convencido en que la próxima temporada tiene que ser la suya.

Descansará los primeros días y a partir de mediados de junio iniciará un trabajo de adaptación al trabajo de pretemporada para evitar riesgos musculares.

La luz al final de un túnel de lesiones que ha amargado la temporada rojiblanca de Kike Sola. Ahora aspira a volver a ser el delantero decisivo que fichó el Athletic.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon